Mermelada de ameixa

Ya estamos en la época en que nuestras ameixeiras están a tope y qué mejor que hacer tu propia mermelada de ameixas para disfrutar de nuestros desayunos y meriendas especiales y para elaborar infinidad de postres. Casi todas las mermeladas se elaboran de forma similar, el secreto está en añadir la cantidad exacta de azúcar y que el tiempo de cocción sea el adecuado.

Ingredientes:
2 kg de ciruelas
800 gramos de azúcar
El zumo de 1 limón
2 manzanas grandes golden

Elaboración:
Lo primero que vamos a hacer para empezar a elaborar nuestra mermelada casera es lavar bien las ciruelas.. Una vez lavadas, le quitamos la piel las cortamos en trocitos y retiramos el hueso. Es aconsejable que los trozos no sean grandes para que absorban mejor el azúcar y se cocinen más rápido. Pelamos las manzanas y las cortamos también en trocitos pequeños.

Colocamos las ameixas y las manzanas troceadas directamente en la tartera que usaremos para hacer la mermelada, añadimos el azúcar y el zumo de limón por todas las frutas y mezclamos bien con una cuchara de madera.

Tapamos la tartera y dejamos reposar en el frigorífico unas 4 horas. De esta forma las ameixas empezaran a absorber el azúcar y soltaran su jugo.

Pasado el tiempo retiramos la tartera del frigorífico y la ponemos a calentar destapada a fuego medio bajo. Removemos la mermelada de ameixas de vez en cuando para que no se queden pegadas en el fondo y se quemen. Cocinamos alrededor de 1 hora ½ que será lo que tarden más o menos en tomar la consistencia adecuada de mermelada.

Sabremos que la mermelada de ameixa está lista cuando al coger un poco con una cuchara las gotas caen lentamente. Si por el contrario la textura es demasiado líquida, necesitará unos minutos más de cocción.

Cuando la tengamos echa, la batimos para obtener una textura más lisa y ligera.

Una vez terminada, la pasamos en caliente a unos tarros de cristal, llenamos hasta la tapa y cerramos bien. Para que se conserve durante más tiempo hacemos un cerrado al vacío. Para ello simplemente colocamos un paño en la encimera de la cocina, ponemos los tarros encima boca abajo durante 24 horas.

fruta cortada preparada para cocer

Guardamos en un lugar fresco y libre de humedades.

Como veis, hacer mermelada de ameixa es muy sencilla, si os gustan las mermeladas caseras podéis hacerla con cualquier fruta de temporada.

Tener en cuenta que las mermeladas caseras no duran tanto como las industriales, de manera que una vez abierto el tarro os durara en el frigorífico unas tres semanas.

Texto y fotos:
Raquel

A %d blogueros les gusta esto: