Mas epitafios

epitafio.gif

    En la tumba de un avaro: «En cuanto murió, se peleó con los santos, enfadado porque debía el alma y no podía venderla en dinero contante y sonante».

    En la tumba de Idi Amín Dadá: « ¡Como me levante!».

    Lo puso el marido en la tumba de su suegra: «RIP, RIP, ¡HURRA!».

   Inscripción en la puerta de un cementerio catalán: «Levantaos, vagos, la tierra es para quien la trabaja».

    En un cementerio de un pueblo de Ávila: «Aquí yace Isabelita, que por ser tan buena y no querer, se fue para la otra vida con muy poquito placer».

    En otro cementerio de otro pueblo de Ávila: «A los 9 días, cansado de vivir ha subido al cielo Pepín».

    En un cementerio de Middlebury, Vt., en una lápida erigida por la suegra a su yerno: «Descansa en paz hasta que volvamos a encontrarnos».

    «Aquí yace Mariana que murió 30 días antes de ser condesa».

H. Pérez

A %d blogueros les gusta esto: