Magdalenas de chocolate con pepitas de chocolate blanco

 

Hoy os propongo la receta de unas deliciosas magdalenas, muy esponjosas, ligeras, con sabor a chocolate,  y con pepitas de chocolate blanco en su interior, que  con un buen vaso de leche puede ser una merienda fantástica y un  desayuno ideal.

Los amantes del chocolate  ¡¡No dejéis de probarlas¡¡

 

Ingredientes

200 gr. de harina de repostería

70 gr. de cacao puro en polvo

50 gr de pepitas de chocolate blanco

10 gr. de levadura en polvo

125 gr. de azúcar blanco

3 huevos

50 ml. de leche entera

100 ml. de aceite de oliva extra suave

19 Moldes de silicona para magdalenas (opcional)

19 Moldes de papel rizado para magdalenas

50 gr. de pepitas de chocolate blanco

Elaboración

Tamizamos y mezclamos, la harina, el cacao, la levadura y la pizca de sal. Este paso nos ayudará a airear la masa y facilitará que las magdalenas de chocolate salgan esponjosas. Reservamos

Batimos los huevos junto con el azúcar hasta que adquieran una textura esponjosa. Lo ideal es hacerlo con una batidora de varillas eléctricas.

Añadimos la leche y el aceite de oliva poco a poco. Mezclamos y seguimos batiendo.

Incorporamos poco a poco la mezcla que teníamos reservada de ( harina, cacao, levadura y la pizca de sal)

Batimos todos los ingredientes, hasta que la masa tenga un aspecto uniforme y libre de grumos.

Añadimos las pepitas de chocolate a la masa de chocolate y mezclamos suavemente con ayuda de una espátula. Reservamos unas cuantas para colocarlas por encima de las magdalenas.

Dejamos reposar la masa para las magdalenas en el frigorífico como mínimo  una media de hora. Esto ayudará a que salgan más altas.

Colocamos las cápsulas de papel en el molde rígido y vertemos la masa de las magdalenas. Llenamos cada cápsula hasta 3/4 de su capacidad como mucho.

Distribuimos las pepitas de chocolate que hemos reservado por encima de las magdalenas.

Precalentamos el horno a 230 ºC. Cuando esté listo, metemos la bandeja de las magdalenas y bajamos la temperatura del horno a 200 ºC.

Horneamos durante unos 20 ó 25 minutos las magdalenas de chocolate. El tiempo exacto dependerá de la potencia del horno. Cuando adquieran un color dorado las sacamos y  dejamos reposar unos minutos en la bandeja.

Cuando estén  templadas  las colocamos en una rejilla y dejamos que se enfríen por completo.

Fotos y texto

Raquel

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: