Los tiempos difíciles

“Los tiempos difíciles”

Estamos preocupados. Sin duda. Pero la preocupación es también un don. Es verdad. Es un don que nos hace superarnos para no quedarnos quietos, anclados.

Sin duda uno de los puntos negativos del ser humano es el conformismo como auto derrotismo. Ser conforme no quiere decir que no sea puede ser ambicioso. Ambicioso en el buen sentido de la superación que nos lleve a metas más altas, cuando esas metas se hagan por el bien sano de uno y de la colectividad.

Estamos pasando unos momentos en nuestras vidas que nos pillaron con el “paso cambiado”. Es cierto. Pero ¿Quién en la vida no se encontró en un momento dado con su paso cambiado? Pero trataremos de cambiar el paso. Eso no es ser egoísta. ¡No! Es luchar por esa vida sanamente y con dignidad.

Por eso no podemos dejarnos vencer. Sacaremos nuestras fuerzas a la lucha. Nos diremos que no hay otro camino. Pero ese camino, no lo olvidemos nunca, tiene que ser preparado a conciencia por la colectividad. Somos parte de un todo que debe querer, también, lo mejor para esa individualidad.

Tendremos que ser, en conclusión, y recordando esa frase histórica: UNO PARA TODOS y ¡si! TODOS PARA UNO.

Antonio Fernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: