Los ojos

En el taller de lectura, donde hacemos lecturas muy comentadas, surge la tertulia, opiniones y, a veces como ahora, alguna alumna nos hace partícipes de sus escritos. Hoy Lola nos leyó, porque así se lo pedimos, algunos de sus bellos relatos. Son historias breves, ingeniosas, que nos llevan a la sonrisa, al mundo del ingenio y, en definitiva, al goce que produce un buen relato. Gracias Lola por compartir con nosotras estos trocitos de tu intimidad literaria. Hoy nos habla de unos ojos muy especiales. No se lo pierdan:

Los ojos nuevos.

“Tenía unos ojos insertados en sus cuencas y era el momento crucial de comprobar si el trasplante funcionaba.
De lo difuso a lo nítido vio la luz, las flores, las caras que conociera por el tacto, expectantes… Dijo, ¡Dios! Y cerró los ojos nuevos.

Cuando volvió a mirar, una risa estentórea, contagiosa, vital, salió de su garganta. Tan incontenible carcajada le impedía respirar, risas y toses se mezclaron convulsas. El rostro se cubrió de rojo sofoco y derivó al amoratado, rozando el gris ceniza. Los familiares, perplejos y atemorizados, se volvieron al oftalmólogo. El médico, lacónico, contestó: ¡Eran los ojos de un payaso! ”

Texto- Lola- alunma del taller de lectura del CSCoia

Fotos- internet

A %d blogueros les gusta esto: