Los Hijos

Hay una costumbre en la gente mayor que cuando vemos a esa hija o hijo de una amiga (a cuya boda fuimos el año pasado) de preguntarle qué ¿aún no hay novedad? o ¿aún no encargasteis nada? y la contestación es siempre la misma ¡Oh, no! está la vida muy mal y un hijo trae muchos gastos, bueno yo considero que un año quizá sea pronto, pero dos creo que es el tiempo ideal pues luego te acostumbras a no tener responsabilidades y te da más pereza. Lo que a mí me hace más gracia es “un hijo trae muchos gastos” si, por la manera de criarlos hoy, con cuanta ilusión hacíamos nosotras el ajuar, aquellas chambritas y camisetas, las fajitas, las bayetas, los pañales y aquellos faldones primorosos. Si no sabías coser, siempre había un familiar o una amiga que te dirigía, ahora no, todo se compra hecho, luego cuando a los tres meses lo echabas de corto, ya te parecía mayor al quitarle toda aquella ropa (que hoy no se usa ya) le ponías zapatitos, ¡que ilusión!

Luego está la manera de alimentarlos, leche de su madre que para eso Dios se la dio, para amamantar a su hijo y que protegiera su salud, pues claro ahora se compra en la farmacia, la más adecuada, la que le siente mejor, cuando empiezan con las papitas también se compran en “farmacia”, nosotras las hacíamos de harina de óleo, a mi me la mandaba mi suegra de la aldea, todas las semanas y después de la papa, el pecho, ahora cuando empiezan a comer, potitos de fruta para la merienda y de carne o pescado para la comida (de farmacia) antes el plátano, galletas y el zumo de naranja todo aplastadito con el tenedor igual que la comida recién hecha en el momento ¡y qué sanos se criaban! yo les di de mamar hasta el año (quizás me pasé un poco) pero lo mínimo que se les daba normalmente era de seis a ocho meses.

Con esta manera de criar un hijo hoy día no me extraña que digan que tener un hijo sale caro (solamente en pañales una fortuna) antes cuando se notaban los gastos era cuando empezaban a ir al colegio, pues había que comprar ropa de abrigo y calzado en condiciones y también el material escolar correspondiente, mis hijos estudiaron todos en colegio público, con excelentes profesores aunque antes también había la tontería, siempre alguien del entorno que no quería mandarlos a la pública, por aquello de la educación y yo francamente veía que no estaban más educados que los míos, pues yo pienso que la educación se aprende (salvo raras excepciones) en el ambiente familiar

Yo comprendo que la vida ha cambiado mucho, la mayor parte de las mujeres trabajan fuera de casa, ya apenas tienen tiempo para criar a un niño y claro es una gran ayuda comprar todo hecho y no tener que lavar pañales y secarlos al sol, como se hacía antes. Bueno de todas formas, mi consejo es, que no se demoren mucho, pues tener un hijo es lo más grande que le puede suceder a una pareja enamorada y que se le cambia la vida, una casa con un niño es más luminosa y feliz

Bueno, muchas gracias, hasta pronto

ESTRELLA

Un comentario en “Los Hijos

  • el 10/02/2011 a las 1:29 pm
    Permalink

    Tienes razon, un hijo es lo mas grande de la vida y solo el egoismo y la cobardia hacen que la gente, con amor o sin amor, no sean cpaces de aventurarse en ese futuro…artiuclo bello, lleno de historias y anecdotas. Un abarzo.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: