Los gustos del Führer

Cuelgan en Internet las obras todavía no identificadas de la colección Linz de Hitler
El Deutsches Historisches Museum ha colgado en su web ( www.dhm.de/datenbank/linzdb/) la colección de arte de Hitler que aún custodia el Estado alemán. Aunque el motivo no es divulgar las obras, sino facilitar la identificación de su procedencia, se trata de una ocasión única para conocer los gustos artísticos del dictador nazi. Sentía predilección por los paisajes bucólicos y las escenas preciosistas del Romanticismo alemán, sobre todo las obras de pintores decimonónicos de Viena y Munich. Evidentemente, no hay ni rastro del arte “degenerado” de los vanguardistas. Aun así, consiguió reunir una vasta colección no exenta de valor que debía ser el núcleo del Fürermuseum, un museo que museo_aleman2.jpgHitler esperaba construir en Linz, donde pasó parte de su juventud. Durante unos años se exhibió en la ciudad austriaca, de ahí que se la conozca como Colección Linz. Incluía 4.731 piezas entre cuadros, tapices, esculturas, muebles y porcelanas. Los aliados, tras fotografiarlas y catalogarlas, devolvieron una parte a sus países de origen, pero otras se vendieron ilegalmente o se perdieron. Alemania conserva actualmente unas 1.700. Que se sepa, el porcentaje de obras robadas o confiscadas es relativamente bajo en comparación con otras colecciones nazis.
Hª y Vida

En todas las incontables guerras que nuestro planeta ha padecido, los robos y saqueos han sido una causa natural de la contienda. Por suerte en la prehistoria, a los vencedores no se les dio por picar las paredes que habían decorado sus coetáneos, pero los romanos se llevaron para sus tierras esculturas griegas. Mesopotamia( actual Irak), Egipto, los países conquistados en América Latina(arte precolombino),etc. fueron saqueados e ignoradas sus peticiones de recuperar lo que les habían expoliado.
No es extraño que durante el apogeo nazi toda Europa sufriera este mal, al parecer la colección personal de Hitler fue toda , o casi, comprada por él o sus sicarios, pero las obras de arte que atesoraron los altos cargos nazis fueron superiores en cantidad, no sé si en calidad, a las del führer. Algunas de ellas están localizadas en museos y otras se han perdido o, posiblemente figuren en colecciones privadas. Y esto de las colecciones privadas a mi me produce dentera, las bellas obras salidas de las manos de los grandes artistas son un patrimonio al que todos deberíamos acceder, las bellezas escondidas en grandes mansiones para que sólo unos pocos privilegiados deberían sacarse a la luz , sé que esto es una utopía pero de sueños también se vive.

Ángeles

Un comentario en “Los gustos del Führer

  • el 03/01/2010 a las 6:49 am
    Permalink

    me gustaria ver las obras de la coleccion linz sobre todo las pictoricas

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: