Los faraones no perdonan

tutam2En su corta trayectoria, la historia de la egiptología está repleta de relatos increíbles y anécdotas curiosas. Dentro de estas historias destacan las llamadas ”maldiciones” , derivadas del acto de violar las tumbas de los antiguos egipcios.

La mas conocida la que generó el descubrimiento y apertura de la tumba de Tutankamon en 1922 por el arqueólogo Howard Carter, que trabajaba por cuenta de lord Carnavon.Éste último murió en El Cairo cinco meses despues del descubriento.Lo curioso es que en el mismo momento de su fallecimiento su perra moría en el castillo de

Inglaterra y se apagaron todas las luces de la capital de Egipto.

Este acontecimiento tuvo una gran repercusión porque, en los años siguientes, murieron más de treinta personas relacionadas con el descubrimiento de la tumba.

piramide3En la época actual también existe ese miedo. El Consejo de Antigüedades de Egipto ha recibido un fragmento de un relieve de la época faraónica que ha devuelto un ciudadano alemán anónimo. Según el donante su padrastro había sido victima de un “maldición de los faraones” porque en una visita a Egipto robó el relieve, sufrió una serie de males, parálisis, fiebres misteriosa y cáncer hasta que murió este año. Con esta devolución pretende que el alma de su padrastro descanse en paz.

Reconozco que la primera vez que leí sobre estas “maldiciones” me impresioné mucho, no sé si fueron casualidades debidas a alguna bacteria existente en las tumbas después de miles de años, casualidad, provocadas por alguien, un argumento de Agatha Christie que resolvió Hércules Poirot…….

Ángeles

A %d blogueros les gusta esto: