Los amigos del taller de Debates y Tertulias de visita en el Museo Liste

MuseoListe

La lluvia del jueves no nos impidió a los componentes del taller de Debates y Tertulias del Centrosociocomunitario de Coia-Vigo, hacer nuestra salida cultural.  Esta vez nos fuimos al Museo Liste de Vigo.

Un museo etnográfico fundamental para conocer y amar la cultura de Galicia. Y por suerte y, a pesar de recortes y crisis, continúa abriendo sus puertas a todos. Por unos 60 céntimos, pudimos gozar de una tarde de encuentro con las costumbres más “enxebres” de Galicia. Visitamos la exposición temporal que  gira en torno a los amuletos y talismanes  característicos de nuestra comunidad. Se trata de una curiosa y amplia muestra de todo tipo de objetos a los que las gentes le atribuyen poderes mágicos. Dicha colección particular, curiosa e interesante, pertenece al profesor Carlos Solla.

No es lo mismo un amuleto que un talismán.

Con esta aclaración la guía del museo, Sonia, iniciaba el recorrido por la sala donde se encontraban, en vitrinas de cristal, estos  curiosos objetos .

Un “amuleto” sería un objeto que está en la naturaleza, como piedras, animales, etc, mientras que un “talismán” puede ser ese objeto pero ya pasado por la mano del hombre. Por ejemplo, objetos bendecidos.

En  la  colección del museo Liste, perteneciente al profesor Solla,  vimos muchos amuletos a los que la tradición popular les atribuye poderes mágicos, sobre todo como “protectores”. Así las castañas, ajos, la “hierba puntera” que sirve para proteger el ganado, etc.

Piedras curiosas y con “muchos poderes”.

Era otra de las vitrinas donde están estos objetos exotéricos que más me gustaron. Como “a Pedra de Xoar, que era un enorme cálculo de una vaca y que usaban de amuleto protector.  También cuernos de corzos, ciervos, etc, para filtros amorosos, conxuros, etc. Y la “pel da serpe” que se ponía al lado de la mujer recién parida que daba de mamar a su bebé. Y se hacía así para que “la serpe” no entrara y mamase ella la leche del niño. Pues según cuentan, su forma de mamar es tan dulce y suave que cuando la serpe mamaba en las ubres de la vaca, ya nunca más dejaba la vaca que mamase el ternerito. Y también había otra creencia con respecto al reptil: se pensaba que era inmortal, puesto que era capaz de cambiar la piel. Tal vez este sea el animal que más leyendas mágicas acumula.

Las piedras de San Andrés de Teixido y la “serpe

Otro de los amuletos que me gustaron mucho, porque era realmente curioso, fue la llamada “pedra de San Andrés de Teixido”. Esta rarísima piedra tiene una cruz porque sí. Es decir, no está pintada sino que la piedra es así ya. Así pues, cuando vayan a San Andrés , busquen y si encuentran una piedra con una cruz en medio no duden en cogerla, tendrán un poderoso amuleto.

Y así un buen número más de estos objetos, como la”piedra del difunto”, sangres que se licúan, frasquitos de agua bendita, vieiras o “conchas de la fertilidad”, escapularios, “la piedra de la Fuente de la Lágrima”, la “llave de San Pedro” para quitarle el miedo a los niños, aceite de San Benito para las verrugas, “piedra pómez o de la pezoña” para absorber el mal, y así muchos, etc.

Una colección que recoge la tradición exotérica de la zona de Cerdedo y sus parroquias.

Un buen número de piezas configuran esta divertida e interesante colección del profesor Carlos Solla ,que dejó en préstamo, hasta junio, en el Museo Liste. Se la recomendamos porque les gustará.

Sombreros para las danzas y fiestas.

Y, además, terminamos el recorrido en la sala de actividades, donde nos encontramos con Rafa,un experto monitor en folklore gallego. Nos mostró y comentó la historia de los sombreros que se ponían en las aldeas durante las fiestas. Vimos una amplia muestra de estos “sombreros de danzas” donde no faltaban una amplia muestra de los de carnaval. Admiramos a los “Boteiros de Viana”, los “Lambordeiros” de Mugardos en Toen (Orense), los “Maragatos” de Crecente, “Los Volantes” de Chantada con un sombrero lleno de cintas de colores que, en su origen, eran hojas de verduras, luego papel de envolver y así hasta llegar al “papel Pinocho”.  Y, !como no!, el “Merdeiro” de Vigo. Una figura que recuerda a los agricultores que bajaban de las aldeas a la ciudad, para recoger los  restos del puerto, desperdicios varios, etc, y los cargaban en los carros para llevarlos a la  aldea. Todo ello con el fin de utilizar  esta basura como estiércol para los campos.

También Rafa nos comentaba y mostraba sombreros, ropas y características de las ancentrales fiestas gallegas.

Fue una tarde divertida, a pesar de la lluvia, donde aprendimos mucho y disfrutamos a  partes iguales. ¿Quién dijo que la cultura es aburrida cuando se está entre amigos y en un buen museo?

Y la próxima salida del taller aún no  tenemos decidida la fecha, pero repetiremos en el Museo  Liste porque aún nos quedan cosas por ver.

Gracias a todos y saludos.

A continuación pueden ver una galería de las fotos que nos ha sacado nuestro compañero de la Revista, Paco.

Texto : A.Garrido

Fotos: Paco Dominguez

A %d blogueros les gusta esto: