Los Abuelos “Necesarios”

 

Me gustaría comenzar este artículo, dando un homenaje a todos los abuelos.

Todos hemos tenido o tenemos abuelos, esos seres maravillosos que siempre están a nuestro lado.

Mis abuelos siempre están en mis recuerdos de la niñez, reconozco que era una época muy diferente a la que ahora nos toca vivir. Yo pasé varios años en un colegio de monjas interna, y recuerdo con nostalgia que siempre estaba deseando que llegase los martes para recibir la visita de mi abuela que nunca fallaba. Ella nunca me fallaba.

Hoy vivimos de una manera muy distinta, en la actualidad la mujer necesita trabajar por su propia realización como persona, como profesional y también porque se necesita su sueldo para la economía de su casa. Rara es el hogar donde no se necesiten dos sueldos en los tiempos de hoy. Gracias a esos abuelos, que siempre están ahí para echar una mano en todo momento, muchas mujeres pueden salir a trabajar, sabiendo que dejan a sus niños en buenas manos, en las mejores manos diría yo.

Al principio cuando se empieza una relación y solamente son dos todo es perfecto, pero el problema viene después cuando aparece el deseo de ser padres y aumentar la familia, es ahí cuando se piensa en los abuelos. Nuestros turnos son incompatibles para estar con los niños cuando salen del colegio, cuando son bebés si van a la guardería y hay que ir a recogerlos, o cuando están malitos y tienen que quedarse en casa. En ese momento es cuando entran en escena los abuelos y repetimos aquello de “mamá por favor recoge al niño“ o se lo llevan a casa para que lo cuiden .

En muchas ocasiones son los propios abuelos los que se ofrecen a cuidar a ese bebé para que no vaya a la guardería ya que es muy pequeñito, y esta mejor con la abuela y con el abuelo.

Los abuelos estan encantados de ayudar a los hijos, solo hace falta dar una vuelta por la calle y solo se ven a estas generosas y maravillosas personas con sus nietos, volviendo a renacer, volviendo a sentir ilusión por cuidar a ese nieto.

Cuando voy paseando me fijo mucho en esos detalles, siempre observo los parques llenos de niños y allí a su lado o sentaditos en un banco están los abuelos, llenos de paciencia, llenos de ilusión, y muy contentos, les dan la merienda, los columpian, les llevan las bicicletas, etc.
Muchas veces desearían estar con sus amigos y marcharse de viaje, tomar un café, o simplemente echar la partida. Necesitan hablar de sus cosas, pero a cambio, dan biberones, cambian pañales, limpian mocos.

A veces los abuelos tienen sus achaques pero no se quejan y fingen que todo está bien, son unos valientes y se van con los nietos a la calle. Las abuelas por las mañanas tienen que hacer las comidas, por lo que le toca al abuelo llevar al crío al parque. Es un autentico héroe manejando esas sillitas tan modernas, nada se les resiste.

Para muchos sin embargo es una carga tremenda. Hace unos días tuve la ocasión de hablar con algunos en Traviesas y me confesaban que era agotador todo el día al cargo de los nietos. Pero que había que echarles una mano a los hijos. Una abuela me comentaba que a veces los llevaban a comer fuera los domingos, y que otros venían todos a comer con ellos. Es decir que la mayoría también los tienen los fines de semana y que a veces necesitaban un descanso.

Mucho tenemos que agradecer a los abuelos, ya que antes dedicaron sus vidas a los hijos y ahora que es cuando podían vivir plenamente las suyas “crían y cuidan a los nietos”.

La figura del abuelo para mi es una figura importantísima, y se que para la mayoría de la gente también. Cuando un abuelo se muere nos inunda un sentimiento de tristeza muy grande porque realmente es un gran referente en una familia, sin ellos parece que el barco ya no navega de la misma manera, nos sentimos “cojos” sabemos que si miramos para atrás nos falta alguien.
Los abuelos siempre están ahí para querernos, para aconsejarnos e incluso para echarnos de vez en cuando alguna regañina merecida. Son importantes cuando somos pequeños y cuando somos mayores, por eso se merecen siempre todo nuestro respeto y nuestro cariño. Lo dan todo a cambio de un abrazo, de un beso…amor incondicional como pocos.

Desde aquí mi humilde homenaje y gratitud a todos los abuelos.
Isabel

Fotos: Internet

Un comentario en “Los Abuelos “Necesarios”

  • el 12/04/2012 a las 8:08 pm
    Permalink

    Que lindo esta este articulo y que gran verdad, considero que aquí esta dicho todo sobre lo necesario que son los y las abuelos/as, para la estabilidad de la familia y los esfuerzos que hay que realizar para alcanzar llenar las necesidades en el hogar. Son muchos los casos en que el apoyo de los abuelos es un gran alivio tanto para la madre como para el padre, que sin titubear dejan en las manos de los que ya de por si, se han ganado, por el amor, el cuidado, el cariño y la crianza que les dieron y que sus hijos pueden heredarlas.
    Oneyda Cayetano Subervi
    Presidenta-Fundadora
    Fundación Oneyda Cayetano

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: