Los 600 nunca mueren.

Durante el fin de semana hubo una concentración, en Arcade, de los viejos y queridos Seat-600. El recorrido fue salir del muelle de Arcade, Vilaboa, Rande Moaña y Cangas.

Más de una treintena de estos estupendos coches se dieron cita en el muelle de Arcade. Los habia tuneados, tal cual los compraron en su momento, etc. Pero el rey de toda la concentración era un Seat 600, sin modificar, que se hizo el trayecto, en tres jornadas, desde Alemeria hasta Arcade.

Su propietario nos contaba que aún pasaba con él la ITV sin problemas.

Ya saben, si tienen la suerte de guardar en el garaje una de estas joyas de la década de los 50-60, pueden presumir de tener uno de los mejores coches que se han fabricado, además de ser muy bonito.

Siento no ser muy objetiva en esta cuestión pero es que me encantan los 600. Tal vez porque, como “los viejos rokeros nunca mueren”, tampoco los 600 de una época donde los españoles empezaba a viajar, visitar la familia, en un coche donde metian a todos los miembros de la familia, incluidas las maletas.

Mi enhorabuena a todos y todas los que tengan un Seat 600. Son piezas activas de colección y con toda una honrosa  historia.

AG.

A %d blogueros les gusta esto: