Lo tangible y lo intangible

¿Qué sentido tiene todo esto?¿Cual es la verdadera finalidad?¿Será solo ser depredadores de lo que hay?¿Asegurarnos el pienso de la tierra y acumular riquezas que nos garanticen un final sin privaciones ¿ En el mundo físico de lo material podemos comprender por medio de la observación y estudio, el comportamiento y la naturaleza de ciertos fenómenos. Las hojas caducas sirven de nutriente al árbol para en una evolución constante, transformarlo en más hermoso, más fuerte, con hojas más brillantes, hasta la decadencia y el final. La materia vuelve a la materia, el polvo al polvo, nada se pierde en la naturaleza, lo que hay aquí habrá de quedarse aquí. Si al final nada de lo que hay aquí es verdaderamente nuestro, ¿porqué ese afán desmedido  en poseer la tierra? La diferencia entre los pobres y los ricos son, sin lugar a dudas los conocimientos y los medios. Es posible en las zonas pobres del planeta no existan muchos medios pero con conocimientos sería posible mejorar su situación de alguna manera. Sabemos entonces que la materia vuelve a la materia, nada se pierde y de lo inmaterial, ¿de lo intangible?¿No será posible que al igual que el polvo vuelve al polvo, la energía que nos anima vuelva a la energía?¿No estaríamos ante una evolución continua de ese algo intangible que nos hace diferentes unos de otros en una mejora continua de todos nosotros? ¿Si os paráis a contemplar los cadáveres veréis que no queda más que el muñeco, lo que le daba identidad, carácter, personalidad, no está se ha ido, ¿A dónde? Eso es lo que no nos está permitido conocer. Es muy difícil demostrar y hablar de temas intangibles. Los científicos quieren pruebas tangibles. Los ateos quieren ver y tocar. ¿Pero como tocar las ideas?¿No existen?¿Como tocar los sentimientos?¿No existen?¿Como tocar las emociones?¿No existen? No se pueden físicamente ver, ni tocar, pero tendremos que creer en ellos. Encontramos un mundo tangible y otro intangible. Dentro de nosotros está el cuerpo invisible que habita dentro del cuerpo físico de tal manera que cuando la experiencia evolutiva para la que hemos venido esté conclusa, el cuerpo invisible abandonará el muñeco del que se ha servido para su evolución. Cuando en mi casa dije a mi mujer y a mi hija, que dormido había soñado que mi cuerpo invisible había abandonado mi cuerpo físico y podía verlo desde una cierta distancia en la cama, lógicamente se echaron a reír y sirvió de chiste. Fue como si mi alma se fuera de paseo y dejara el cuerpo físico a un lado, para volver a ocuparlo cuando conscientemente desperté. Nadie que no sufra estas experiencias en su carne puede creerlo. Yo mismo pienso que pudo ser un sueño de la mente que nunca descansa y nos hace ver lo irreal con una intensidad mayor que la vida real.
Cuando alguien me dice que no cree en estas cosas, suelo decir que es porque no le han ocurrido a él.
Cuando alguien me dice que no cree en su ser superior, es porque no lo ha encontrado, pero existir, existe, al menos es lo que intuyo y pienso.
Ceneme

A %d blogueros les gusta esto: