Las Termas de Cuntis

Las Termas de Cuntis fue el destino de cuatro personas del Centro en esta semana del domingo 26 al viernes 1.

Motivados por la publicación en el Centro del programa de balnearios de la Diputación(1) nos anotamos y coincidimos en las Termas de Cuntis(2).

Salimos a las cinco en autobús del Rectorado.

Nuestra guía se llama Rocío y desde el primer momento nos ganó con su simpatía. En Pontevedra subieron dos personas más. Sobre las seis llegamos a Cuntis y tuvimos que andar un trecho hasta el hotel, porque el bus no puede llegar más cerca.

El Hotel Castro es justo al lado del otro hotel donde está el balneario.

Nuestro alojamiento es antiguo pero bien acondicionado y acogedor.

Las habitaciones tienen un nombre en cerámica al lado de la puerta.

En la nuestra dice “os país”.

Todavía nos queda un buen rato hasta la hora de cenar y podemos caminar por el lugar dejándonos seducir por el encanto otoñal.Las Termas de Cuntis

El comedor es pequeño, justo para las 42 personas que vamos a sentarnos a la mesa. Los sitios ya quedan fijados para todos los días.

El menú consiste en dos primeros y dos segundos para elegir, más el postre. Y ya tenemos que elegir el menú de la comida de mañana, y así sucesivamente iremos eligiendo el siguiente yantar. Un buen sistema que permite desperdiciar menos alimentos.

En el hotel balneario hay baile a partir de las diez.

El lunes por la mañana vamos de excursión a Caldas de Reis(3). No llueve mucho y nos apeamos justo al lado del jardín botánico, donde nuestra encantadora guía Rocío nos explica cositas interesantes.

El municipio se llama así porque aquí nació Alfonso VII (4)

El jardín botánico o Carballeira(5) se situa el centro urbano de Caldas de Reis, al lado del río Umia. Su historia se remonta al años 1863, cuando estaban en auge los balenarios de aguas termales, lo que impulsó el proyecto de una Alameda en Caldas, que veinte años más tarde se convertiría en el Parque-jardín y robledal. Fue declarado en 1962 “Paraxe Pintoresca e Xardín Histórico”.

Alberga especies de los cinco continentes y posee indicaciones botánicas sobre las mismas.  Contiguo al jardín, se halla su popular carballeira, que cuenta con ejemplares de roble dispuestos linealmente en dirección perpendicular al río. Goza de más de 23.000 metros cuadrados de superficie. Además de su contenido natural sirve de lugar de encuentro para varios actos del municipio. Se conservan varios árboles centenarios y especies singulares en Galicia.

Nuestra amable guía nos deja tiempo para que la mayoría femenina pueda disfrutar del mercadillo.

Las Termas de CuntisEl río, las fuentes, las pequeñas cascadas, la lluvia, todo ello es un conjunto que nos hace sentir un hermoso otoño en un lugar lleno de encanto.

Después de comer, por la tarde tenemos circuito en el balneario.

Con nuestras blancas batas salimos a la calle para cruzar hasta el balneario. Allí comenzamos con una estufa de vapor, que es una sauna turca. Luego nos sumergimos en una piscina con chorritos de masaje, a continuación un pequeño circuito con chorritos frios para piernas y pies y terminar caminando sobre un suelo empedrado cubierto de agua termal. Y para rematar una bañera de hidromasaje, con diferente circuito de chorros que se repite hasta cinco veces.

El martes vamos a la piscina por la mañana. Ahora será así todos los días. Solo ayer, excepcionalmente hicimos algo diferente, porque estaban cambiando el agua.

La piscina es grande, con diferentes chorros en distintos lugares, y una zona circular donde la fuerza te lleva y das vueltas sin parar. Por una abertura se puede salir al exterior donde también una piscina cálida muy agradable. Además se puede disfrutar de las saunas finlandesa y turca, los jacuzzi y camas calientes.

Tenemos dos horas para disfrutar de estas aguas tan amorositas con la piel.

En la tarde Rocío nos lleva de paseo por Cuntis(6) para contarnos algunas cosillas. Frente al hotel está la fuente de donde sale el agua que nutre por otros conductos al balneario. Luego vemos algunas ruinas en un diminuto lugar sin cuidado alguno, abandonadas, huérfanos de piedra que nos hablan en silencio de épocas antiguas. Algunas estatuas cerca de la iglesia dan testimonio de algunos ilustres de la villa: Roberto Blanco Torres(7), Vicente José Castro Labandeira(8), Xoán Xesús González(9), y Uxio Souto(10),

Claro que lo que más nos impresiona es la historia de una mujer, cuya estatua se levanta junto al muro de la iglesia(11), a Monxiña do Penedo(12).

La visita guiada termina en el Centro de interpretación del Castro de Castrolandín(13).

El miércoles por la mañana toca balneario.

En la tarde hay visita a Cambados. El autobús nos deja muy cerca de la plaza de Ferfiñans, donde empieza su explicación breve, sencilla y amena de lo más destacado de este lugar mágico, declarado “ciudad europea del vino”, de ahí el monumento a Baco en la plaza Ramón Cabanillas. Y desde luego el monumento al ilustre escritor. Vamos caminando aprisa y corriendo, porque el tiempo es poco y hay demasiado que ver y disfrutar.

Escultores como Francisco Asorey, Narciso Pérez, Francisco Leiro y Manolo Paz.

Algunos personajes vivieron aquí como Emilia Pardo Bazán, Ramón María del Valle Inclán y Alfredo Brañas.

Cambados no solo es tierra de vino, sino también de pazos(14), como el de Bazán convertido en Parador de Turismo o el de Ferfiñanes.

La lluvia nos despide mansamente y nos vamos a visitar una bodega familiar: Lagar da Cachada.

Ahí tenemos la ocasión de recibir una explicación bien sencilla sobre la elaboración del vino en esta empresa familiar y luego nos dan a catar sus mejores caldos.

Regresamos con las bolsas bien cargadas de los productos que vende la bodega.

El jueves, por la mañana, antes de ir a la piscina subo hasta el Castro de Landín. Luego la piscina, como es preceptivo. Es una delicia sentir estas aguas calientes que nos proporcionan descanso y algo bueno para nuestros huesos.

Por la tarde, acompañados de la incasable lluvia visitamos en Padrón la fundación Camilo José Cela y luego enfrente, la iglesia y el cementerio donde reposan, suponemos, los restos del escritor, sin una flor sobre su tumba.

Regresamos al hotel.

Después de la cena, nuestra guía nos prepara una queimada y uno de los compañeros recita el conjuro. El brebaje está excelente la cazuela se rebaña con el cazo hasta el final.

El viernes, la cita con el balneario es más temprano, pues a las doce hemos de abandonar la habitación.

Las Termas de CuntisDespués del baño queda tiempo para ir al convento benedictino de Cuntis(15) para llevar unas galletas y almendrados. Al regreso, antes de comer hay tiempo para tomar una caña en A Fontiña, donde nos ponen cazuelita con menestra y huevo cocido. Al pedir una segunda caña, me traen un huevo frito sobre arroz en blanco.

Señalamos el lugar como apropiado para ir comer algún día.

Después de la comida, abrazos de despedida y caminata al bus. Abandonamos el lugar en medio de las nubes lloronas que se entristecen por nuestra partida.

Las Termas de Cuntis, es un lugar para volver, acogedor, tranquilo, donde cualquier escritor puede encontrar tiempo para descubrir la belleza de la palabra sobre la cuartilla en blanco.

Enlaces de interés:

(1) programa de balnearios de la Diputación, (2) las Termas de Cuntis, (3) Caldas de Reis, (4) Alfonso VII,

(5) El jardín botánico o Carballeira, (6) Cuntis, (7) Roberto Blanco Torres, (8) Vicente José Castro Labandeira,

(9) Xoán Xesús González, (10) Uxio Souto, (11) iglesia, (12) Monxiña do Penedo, (13) Castrolandín, (14) pazos,

(15) convento benedictino de Cuntis.

Texto: Jesús Muñiz

Las Termas de Cuntis

2 comentarios sobre “Las Termas de Cuntis

  • el 29 de noviembre, 2019 a las 23:54
    Permalink

    Hermoso salir a conocer pueblo y cultura conocer es vivir y más para un escritor como Jesus que Dios le bendiga

    Respuesta
  • el 30 de noviembre, 2019 a las 9:14
    Permalink

    Que bien lo pasais,me alegro a disfrutar!!!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: