Las manos

manosLa mejor herramienta de nuestro cuerpo, es sin lugar a dudas, nuestras manos. Con ellas acariciamos a ese hijo recién nacido que acaban de poner en nuestros brazos, luego nuestras manos le enseñan agarrándole sus pequeñas manos a dar sus primeros pasos y más adelante les curamos esas pequeñas heridas y les limpiamos esas lágrimas que resbalan por su cara, manos que todo lo hacen con amor de madre.

¿Qué seria de un ciego sin sus manos? ellas lo van guiando quitándole los obstáculos de su camino y con su tacto le hace apreciar y conocer las cosas que toca y un sordomudo con sus manos se hace entender y comunicarse con los demás.

Cuando la vida nos golpea con una desgracia, esa mano amiga que se posa en la nuestra con un ligero apretón, nos hace sentir la calidad y sentimiento de cariño, mucho más que mil palabras.

Hay varias clases de manos, manos blancas y finas, manos cortas y gordezuelas, manos de trabajador ásperas y callosas, pero todas saben dar el mismo cariño y expresar el mismo amor.

Cuando yo era joven, tenía unas manos bonitas, ahora las veo y no me parecen las mismas, están deformadas por la artritis y arrugadas, pero siguen siendo aquellas manos, las mismas que acariciaban a mis hijos y hoy acarician a mis nietos, con igual ternura y amor.

Se dirán ustedes que las manos también hacen cosas malas y tienen razón, solo nos queda pedirle a Dios que las guié para hacer el bien, para dar paz y amor.

ESTRELLA

3 comentarios en “Las manos

  • el 03/08/2009 a las 9:58 am
    Permalink

    Corto y denso, maravilloso, es verdad tenemos algo milagroso y no las valoramos en su justo precio salvo cuando las perdemos…un fuerte abrazo.

  • el 03/08/2009 a las 11:01 pm
    Permalink

    Abuela, que bonito lo que has escrito y a pesar de la artritis sigues teniendo unas manos preciosas. Un besoo muy grande. Diana

  • el 07/08/2009 a las 10:29 pm
    Permalink

    Diana pelota…

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: