Las cosas que más nos gustan…

Las cosas que mas nos gustan

Según estudios científicos “cortarrollos”  las cosas que más apetecen, tienen su lado oscuro siniestro y malvado que se debe aniquilar rotundamente.  Prohibir, prohibir, y prohibir forma parte de todas las  políticas de los distintos gobiernos que en la última década llevan a cabo para limitar placeres y diversión.
En muy pocos años se ha impedido fumar en cafeterías, salas de fiesta, locales de ocio… Transformando la imagen del fumador en una especie de apestado social.
Nunca he fumado, y eso me otorga cierta libertad para expresar mi opinión sobre los millones de fumadores a los que no debería tratarse como a una especie de “sucios viciosos,  depravados”…
Vista la situación a la que se ha llegado, parcheando con salientes abiertos para fumadores, y ridículas estufas a las puertas de las cafeterías ¿Por qué no buscar refugio para esos mismos clientes, otorgando licencias a locales que permitiesen el consumo de tabaco en su interior?  La ley podría fácilmente encontrar fórmulas que de alguna manera compensasen al resto de establecimiento para “no fumadores” con un gravamen impositivo superior a ese conjunto de negocios, que en muchos casos estarían dispuestos a pagar, para integrarse en la categoría  “local para fumadores”.
Tal vez lo que las autoridades temen, es que la mayor parte de discotecas, bares, tabernas y otros lugares de diversión y ocio integrados en el amplio sector hostelero; aún debiendo asumir una tasa contributiva superior, incluyesen su local en la categoría de  fumadores. Pero, reconozcamos que el esfuerzo de asumir una salida justa para los cientos de miles de fumadores, supondría una actitud valiente por parte de nuestros políticos que no parecen dispuestos a admitir.
Apoyando una ley más flexible nos encontraríamos frente a esa pluralidad que hoy no existe, al considerar casi un delincuente a quien fuma.

Texto e Imagen:  Miguel A. Méndez González

7 comentarios sobre “Las cosas que más nos gustan…

  • el 16 de octubre, 2015 a las 11:08
    Permalink

    Una opinión valiente al partir de alguien que no fuma
    Yo fumo y en muchas ocasiones me he sentido como dice Miguel.

    Mi mas sincero reconocimiento..

  • el 16 de octubre, 2015 a las 18:43
    Permalink

    No mando comentarios, pero esta vez me parece de justicia reconoer el artículo de este colaborador, el cual dice que no fuma y sale en defensa de los fumadores, pues muchas gracias de parte de un fumador.

    Un coordial saludo.

  • el 16 de octubre, 2015 a las 21:44
    Permalink

    Estupendo, reflexivo y contundente en su exposición. Ha dado en la diana como en cada uno de los artículos que envía a la revista.

    Felicidades. Isabel.

  • el 17 de octubre, 2015 a las 11:25
    Permalink

    me ha gustado el título de este artículo, es cierto lo que más nos gusta siempre suele estar prohibido. Creo que la ley anti tabaco era necesaria, aunque pueda verse muy rigurosa en algunos casos.

    Un saludo.

  • el 18 de octubre, 2015 a las 10:40
    Permalink

    Respeto los vicios que pueda tener cada persona, pero también pido respeto para las personas que no están dispuestas a compartir los vicios que tienen los demás, sobre todo cuando sabemos que el tabaco perjudica muy seriamente la salud. Yo no considero delincuente a ningún fumador, pero me alejo de ellos porque no tengo porque oler ni respirar el humo que ellos exhalan.
    Atentamente
    Guadalupe Aguilera.

  • el 20 de octubre, 2015 a las 12:33
    Permalink

    No fumo pero considero importante el respeto a quien lo hace, en estos momentos se está obligando a los fumadores a una situación complicada por el rechazo social. Todos sabemos los efectos negativos sobre la salud que el tabaco produce pero quien fuma lo hace consciente y libremente, respetemos.

  • el 30 de octubre, 2015 a las 11:34
    Permalink

    pues si, Miguel tambien escribes artículos serios
    independiente a que esté de acuerdo o no, debo reconocer que está muy bien escrito.

    felicidades.

Comentarios cerrados.