“Las cosas de las que me he percatado recientemente”

Espacio1Que la esquina de mi casa está dos veces mas lejos que antes … Y
además hay una pequeña subida en la que antes no me había
fijado…

Que los peldaños de las escaleras ahora son mucho
más altos…

Que no sirve de nada pedirle a la gente que hable más claro, porque
todos ahora hablan tan bajo que no se entiende casi nada…

Que la ropa que quiero comprarme ahora la hacen tan apretada, sobre todo en
la cintura y en las caderas, que me resulta muy desagradable…

Que la gente ha cambiado, ahora es mucho más joven que cuando yo lo era…
Y por otro lado, la gente de mi edad es mucho más vieja que yo…

Tanto es así que el otro día me encontré con una antigua conocida y ha
envejecido tanto que no me reconoció.

También he dejado de correr detrás del autobús, porque me di cuenta
que ahora va mucho más rápido que antes…

Todo esto lo reflexioné esta mañana, mientras me arreglaba frente al
espejo…

espejosA propósito … ¿Os distéis cuenta que los espejos ya no son tan nítidos y claros como hace 50 años?

Carlos Cordero

Extraído de la red.

4 comentarios en ““Las cosas de las que me he percatado recientemente”

  • el 28/10/2014 a las 7:40 pm
    Permalink

    Creo que no te has dado cuenta lo que el tiempo ha estado construyendo, o tal vez no habías observado que el tiempo lo cambia todo. Es una ley inmutable de la naturaleza. Nada se detiene, todo es transformación y cambio. Felicidades

  • el 28/10/2014 a las 8:57 pm
    Permalink

    Hola Carlos, una vez escuché que quien no dispone de tiempo para disfrutar de lo que tiene padece la más absurda de las pobrezas, y que hay tres cosas en la vida que una vez que pasan ya no regresan: El tiempo, las palabras y las oportunidades.El tiempo es oro no lo desperdiciemos.
    Un saludo
    Atentamente
    Guadalupe Aguilera.

  • el 30/10/2014 a las 12:11 pm
    Permalink

    Hace algún tiempo que me dí cuenta de esa serie de cositas. Pero hay que sobrellevarlas con alegría, además a mi edad ya no necesito correr tanto, si no cojo un autobús, pues espero al otro, la ropa pues… cómoda igual que los zapatos, ya no tengo necesidad de “sufrir para poder presumir” y el espejo… pues te colocas las gafas bien limpias y ya está. Además, cada arruga en la cara es la historia de la persona y eso quiere decir que una tiene su historia, pero sobre todo hay algo que he ganado con el tiempo EXPERIENCIA y saber estar.
    Sí aunque suene a risa, con la edad te manejas mejor.
    Gloria.

  • el 30/10/2014 a las 8:58 pm
    Permalink

    Ay compañero de fatigas : yo hace tiempo que me di cuenta de todo eso que dices ,pero como dice Gloria ,si el bus se escapa ,déjalo ir,otro vendrá ,y las escaleras ,con calma ,ya no hay prisa ,el tiempo no termina,sigue ,siempre sigue,a si que ,a hacerse con la nueva etapa ,con ganas de disfrutar este tiempo nuevo ,que es un regalo añadido,vivir el día a día ,con la gente querida,lo mejor que se pueda …E SI CHOVE , !! QUE CHOVA. !! Un abrazo .

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: