La Tarjeta Sanitaria Europea (TSE)

 

La Tarjeta Sanitaria Europea, es la equivalente a la española pero para ser utilizada en los países europeos salvo alguna excepción.
Es conveniente que la solicitéis si tenéis pensado viajar por turismo, motivos laborales, de estudio, etc.
Esta tarjeta es personal e intransferible, es decir que en el caso de una familia con hijos necesitarán una para cada uno a diferencia de la española. Tiene una validez de dos años,  antes era anual, podéis comprobar la fecha de caducidad en el caso de que ya la tengáis, normalmente está en el lado izquierdo en la parte de abajo.
Es conveniente tenerla al día, si os va a caducar durante la estancia en el extranjero debéis solicitar la renovación aquí en España para asegurar la cobertura del seguro.
Este Centrosociocomunitario de Coia,  va a ir a Rumania e Italia y os valdría en los dos casos. Os recomiendo que la hagáis cuanto antes.

Hay tres formas de obtenerla:
a) Por Internet en la página Web de la seguridad social: www.seg-social.es , en mi caso no me funcionó.
b) Llamando al teléfono gratuito 900166565 (tiene que hacerlo la persona interesada porque van a grabar la conversación y os pedirán unos datos personales entre ellos el Nº del DNI).
c) Dirigirse a un centro de atención e información (CAISS) en el caso de Vigo hay dos,  uno situado en Pintor Laxeiro 22-24 ( detrás de la iglesia del Carmen) y el otro en Doctor Cadaval 29-31. En horario de mañana de 9 a 13:30 h. En este caso llevar la tarjeta sanitaria y el DNI.

Cualquiera que sea la forma de solicitud de la TSE, ésta se enviará al domicilio del solicitante en un plazo de 10 a 30 días por eso es importante comprobar si los datos son correctos.
En caso de que no os llegara o no os diera tiempo a hacerla antes de vuestro viaje, debéis dirigiros al CAISS más próximo para solicitar un Certificado Provisional Sustitutorio (CPS).

Según el país variará las condiciones del seguro: en unos va a ser gratuito como en España y en otros deberéis abonarlo vosotros pidiendo las facturas correspondientes y al llegar aquí os lo devolverán presentando todos los justificantes originales en la Dirección Provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social que os corresponda.
También os recomiendo que llevéis un informe médico actualizado con vosotros y la medicación que estéis tomando con sus prospectos correspondientes para toda la estancia. En caso de pérdida u olvido os podrán dar el fármaco equivalente en ese país ya que tienen distintos nombres. Procurar llevarlo por partida doble: en el equipaje de mano y en la maleta,  porque muchas veces te puedes encontrar con problemas en caso de extravíos.
Es muy importante también la conservación: algunos como las insulinas necesitan nevera, decírselo a la azafata y ella os lo guardará, no olvidaros de pedírsela al final del trayecto. Actualmente hay unas neveras especiales de viajes y de esa forma se evitan los cambios bruscos de temperatura.

Silvia (Farmacéutica)

A %d blogueros les gusta esto: