La sabiduría en Roma: La escuela Estoica

alejandro-magno-1En las clases del taller de Filosofía seguimos ampliando nuestros conocimientos, este que nos está tocando vivir es un muy buen momento para hablar de los estoicos y aplicar su filosofía a nuestras vidas.

“No nos perturban las cosas sino las opiniones que de ellas tenemos” Epicteto.

El Helenismo es un período de la cultura griega que convencionalmente se sitúa entre la muerte de Alejandro Magno (323 a. C.) y la proclamación de Egipto, que estaba fuertemente helenizada, como provincia romana (31 a. C.) tras la derrota de Marco Antonio y Cleopatra, reina de Egipto, por parte de quien después sería el primer emperador de Roma, Octavio Augusto.

En este período la expansión imperial de Alejandro –que llevó la cultura griega hasta la India, por el Este, y al Norte de África, por el Sur- culminó la política de expansión de la hegemonía macedónica sobre Grecia obligando a las polis, empezando por Atenas, a la renuncia de su status de ciudades-estado independientes. El mundo cultural helénico se amplia y el ideal pasó de ser la polis a ser un ideal cosmopolita, donde los ciudadanos amplían sus horizontes pero a costa de perder los privilegios de ciudadano libre de las antiguas ciudades estado. acrópolis de atenas

Es considerado como un período de transición entre el declive de la época clásica griega y el ascenso del poder romano. Durante esta etapa siguieron funcionando en Atenas las escuelas de Platón y de Aristóteles.

Ya en la propia época helenística aparecerán tres escuelas de gran importancia: el Epicureismo (fundada por Epicuro – 341-270 a. C.), el Estoicismo (llamado así por el lugar donde se impartían sus enseñanzas –stoa- (pórtico) del ágora de Atenas, fundada por Zenón de Citio (325-264 a. C.) y, finalmente, el Escepticismo (fundada por Pirrón de Elis -360-275 a. C.) El ideal de vida y de moral para el estoicismo será el de “sabio”, único ser que alcanzará la felicidad plena.

Continúa con la tradición socrática según la cual la virtud se identifica con el saber (intelectualismo moral). La felicidad es el objetivo que el sabio pretende alcanzar por medio de la virtud, el autodominio y la fortaleza de ánimo. Su visión de la naturaleza humana consiste en entenderla fundamentalmente como “razón”, así vivir conforme a lo que es propio del hombre, es vivir conforme con los dictados de la razón.

El estoicismo se centra en la búsqueda de la felicidad, en la sabiduría y la virtud

y divide el estudio de la filosofía en lógica, física y ética, dedicando la mayor parte de su esfuerzo a la ética. Filosofía moral como medio, no como fin. Necesidad de la práctica de la virtud, de la ética, como vía de acceso a la sabiduría, a la metafísica, a la espiritualidad.

La vida está regida por dos fuerzas o leyes: la Necesidad y la Finalidad. La finalidad de la vida está en Dios (Dharma – Tao), en llegar a parecerse lo más posible a El, tomando como ejemplo a la Naturaleza en su inteligente capacidad de acción. El mal –lo que el ser humano considera el mal- no es más que una falta de conocimiento “ignorancia” que provoca, como reacción, el conocimiento justo aunque sea a través del dolor. El hombre vence sus propias pasiones en la medida que las conoce. Los estoicos consideran la vida como una maestra,“Magistra vita”. El hombre sabio, armonizado, libre, el hombre virtuoso en una palabra, es también un hombre feliz. La felicidad está estrechamente relacionada con la práctica de la virtud y con la conciencia del deber y es verdaderamente libre quien voluntariamente obedece y acepta lo que necesariamente sucede. El primer paso en el camino del conocimiento es “aceptar”, aceptación de nuestra situación, de lo que nos sucede, no significando esto “resignación”

Evolución de la escuela estoica: – Estoicismo antiguo (siglos III-II a. C): Zenón de Citio, Cleantes de Assos y Crisipo. – Estoicismo medio (siglos II-I a. C.) de profunda influencia en Roma: Panecio de Rodas y Posidonio. – Estoicismo nuevo o romano (siglos I d. C –III d. C.): Séneca, Epicteto y Marco Aurelio.

Evolución de la escuela estoica:

       Estoicismo antiguo (siglos III-II a. C): Zenón de Citio, Cleantes de Assos y Crisipo.

       Estoicismo medio (siglos II-I a. C.) de profunda influencia en Roma: Panecio de Rodas y Posidonio.

       Estoicismo nuevo o romano (siglos I d. C –III d. C.): Séneca, Epicteto y Marco Aurelio.

El aprendiz de discípulo.

A %d blogueros les gusta esto: