La ruta de don Quijote.

comi

Del 14 al 17 de mayo, los talleres de debates de Coia y Teis, además de otros usuarios del centro, realizamos un viaje cultural diferente.  Nos adentramos en el corazón de la ruta de don Quijote.
Estudiar en Alacalá de Henares: sólo genios.
La primera parada fue en la ciudad del saber, Alcalá.

Unicversidad

Lógicamente quisimos conocer la patria chica de Cervantes. Todo nos gustó pero en especial la Universidad y su historia. Para ser Licenciado, Doctor o aprobado por esta Universidad, antes tenias que aprobar un examen donde todos los profesores podían preguntarte lo más difícil, los alumnos-enemigos podían abuchearte o escupirte si te equivocabas, y, además, un profesor se encargaba de ponerte nervioso mientras realizabas el examen oral, entre otras cosillas.
El suspenso se castigaba duramente poniendo al estudiante unas orejas de burro y sacándole por la “Puerta de los burros”, donde todo el que quisiera estaba invitado a escupirle, lanzarle lo que fuese y etc.
Como era de esperar, los Licenciados o Doctores por Alcalá fueron, entre otros, Quevedo, San Ignacio de Loyola, etc.

Tierra de Gigantes o Molinos: Campo de Cirptana .
En nuestra primera salida con don Quijote, nos paramos a comprobar si, efectivamente como se dice en el cap. 8 de la obra, en Criptana lo que vio don Quijote fueron molinos o gigantes.molinos
Y, la verdad, puede que sean ambas cosas. Al grupo le sorprendieron estos gigantes de los cuales pudimos ver su interior. Una fabulosa maquinaria de madera que aún hace mover sus aspas para moler el trigo. Especial éxito tuvo el molino de Sara Montiel, donde se muestran algunos de sus recuerdos más famosos. Tales como el piano-original-de la película del último cuplé, o diversos vestidos de sus películas, fotos, etc.

La soledad y el silencio sorprendentes: el Toboso.

Alcalde3
Y nos adentramos en el pueblo de Dulcinea. Aquí las opiniones del grupo se dividen: a unos les parece fascinante ese silencio que se percibe en el pueblo-aunque el grupo lo rompió con su alegría, y a otros les intriga conocer el motivo por el cual no hay gente por las calles. Pero  no hubo forma de desvelar este misterio.
7 Conocimos el pueblo de punta a punta, bien cuidado, quijotesco , cervantino, y tuvimos una gratísima sorpresa. Al igual que le sucedía a don Quijote cuando iba por estos caminos de la Mancha, que siempre le salían al paso aventuras y personas que le escuchaban y le contaban historias, a nosotros también nos sucedió salió al camino un personaje simpático y agradable: el propio alcalde del pueblo que vino a darnos la bienvenida. El señor Marciano, que así se llama, con su pañuelo de manchego al cuello porque estaba festejando al patrón de la localidad, San Isidro, dejó la fiesta y vino a estrecharnos la mano y hablarnos de su pueblo. Todo un gesto que le agradecemos enormemente porque demostró lo mucho que le importa la buena imagen del Toboso. Y, sobre todo, mostrar esa gallardía de algunos personajes del Quijote que también gustan y agasajan al forastero.

Una cueva con magos, princesas y palacios de cristal: Montesinos.
Continuamos la ruta y ahora estamos en un lugar mágico: la Cueva de Montesinos.

cueba11

Todo el grupo está contento porque hace sol, los campos estallan en enormes llanuras cuajadas de amapolas, como si fuesen cuadros impresionistas de colores rojos, amarillos, verdes, ocres…….. El efecto visual es de asombro gozoso. Y en estas condiciones, los más intrépidos, descienden unos metros a la cueva. Y aquí cada cual se encuentra con el mago que más le gusta, incluido el propio Merlín.

Una cueva como carcel: Argamasilla de Alba.

Eldia19 En Argamasilla descubrimos las leyendas que creen a pie juntillas las gentes del pueblo: don Quijote nace aquí, engendrado por Cervantes durante su prisión en la Cueva de Medrano.
En la Iglesia tenemos un pequeño tesoro en un cuadro. Según afirman los lugareños, en ese cuadro está el personaje del cual se inspira Cervantes para describirnos a don Quijote.alcamasilla
Y otra vez la sorpresa, en el parque vemos muchas esculturas al aire libre de los personajes quijotescos. Son figuras sencillas, de cemento pintadas con cal, pero con una fuerza expresiva que nos hablan, nos miran. Unas esculturas que hizo un albañil de Argamasilla de Alba con manos de artista.

Lágrimas en cascada: Ruidera.
lagos3 Estamos en el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, rebosantes de agua y cascadas. Tenemos la suerte de llevar una guia-Andrea-que nos comenta las característica de la zona con una gran profesionalidad. El agua brilla, se desborda en cascadas y el tomillo, carrascas, romero, etc, perfuman la zona. El grupo admira todo este inmenso canto a la vida, totalmente mágico. Nuevamente cada cual siente los encantamientos de los que nos habla Cervantes en estos capítulos del Quijote sobre Ruidera.

Magos y realidad fundidos y confundidos con la intención de que sea el propio lector, el que escoja la realidad que más le agrade, la que le haga feliz.

Otro encuentro en la ruta: los bombos de Tomelloso.
La-olla Es nuestro último día y hacemos un extra para visitar algo que sólo está en Tomelloso: los bombos. Construcciones realizadas por pastores superponiendo piedras, de diferente tamaño, hasta construir una curiosa vivienda en el campo.
Nuevamente la sorpresa ante “otro gigante” de piedra. Nosotros vemos el mayor de todos, un bombo construido con dos millones de piedras, de todos los tamaños, sin ningún tipo de argamasa. Las piedras van encajadas unas sobre otras y listo.
El bullicioso grupo canta y sabe gozar de cada momento que se le presenta en una ruta tan mágica. Y tenemos otro encuentro muy grato, el director del periódico local – Jaime- que nos viene a dar la bienvenida y hacernos fotos para su diario. Nos lleva hasta la mismísima plaza del pueblo y delante de la Posada de los Portales, la venta más chula del lugar, nos hace otra fotoposada-de-los-portales
Volvemos al autobús, ya con el horario bien avanzado, y emprendemos el regreso a Vigo. Pero antes hacemos una breve parada en una bodega e Campo de Criptana, para tomar un buen vino y unos trozos de queso, como Sancho hacia siempre que podía o se le presentaba la ocasión.
El regreso para seguir soñando con nuevas aventuras, nuevos viajes.
En el autobús, cada cual sueña con su propia aventura en la ruta. Unos sí habrán visto gigantes, magos y dulcineas. Para otros, como Sancho, siempre la realidad  pero sin apartarse del que será su eterno y loco amigo, don Quijote, su amado don Quijote que será eterno porque habla con una sabiduría que nadie lo supera desde el siglo XVII. Un libro sabio que tenemos que leer y vivirlo poco a poco,”a modiño”.
Gracias a todo el grupo que me acompañó en esta hermosa aventura. Mil perdones por los errores, sobre todo  por el “pichón de paloma torcaz con patatas”, que fue realmente duro, en todos los sentidos.
Mil gracias por emprender conmigo este viaje que, como todo viaje, ha de servir para hacernos felices, hacernos más amigos y, sobre todo, sorprendernos y hacernos tolerantes y buena gente.
Alex

4 comentarios en “La ruta de don Quijote.

  • el 24/05/2010 a las 11:42 am
    Permalink

    Meus parabéns pola excursión.
    Eu ía soa pero sentínme sempre acubillada polo grupo
    Encantoume o ambiente
    Penso repetir. Moitas grazas por facelo posible

    Saúdos Carmen

  • el 24/05/2010 a las 6:09 pm
    Permalink

    Tengo incrustado en la boca el “pichon” ,pero no me importaría comer un ciento, si eso supone otro viaje igual con nuestra querida anfitriona, Alejandra, y con el resto de las personas que demostraron su saber estar y disfrutar en todo momento, incluso en la “pichonada”

  • el 24/05/2010 a las 6:24 pm
    Permalink

    El “pichon” era de tal calibre, que ni tilde ni un perdón de Alejandra se merece.
    Creo que si la Xunta conociese; todo lo bueno que se saca del viaje, en cuanto al deseo de leer con verdadero interés el Quijote, nombraba a Alejandra embajadora para llevar a nuestros alumnos a esos lares y casi seguro que se acababa con el fracaso escolar.

  • el 28/05/2010 a las 5:55 am
    Permalink

    El “pichon” era de tal calibre, que ni tilde ni un perdón de Alejandra se merece.
    Creo que si la Xunta conociese; todo lo bueno que se saca del viaje, en cuanto al deseo de leer con verdadero interés el Quijote, nombraba a Alejandra embajadora para llevar a nuestros alumnos a esos lares y casi seguro que se acababa con el fracaso escolar.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: