La Primavera

Un año más ha llegado ya la primavera, la estación más bonita del año, quizá para alguno de ustedes no sea así, pues mucha gente prefiere el verano, pues la playa tiene muchos adeptos, pero a mí en particular me agobia el calor y la verdad ir a achicharrarme al sol, no lo soporto. Algún día me llevan mis hijos con el señuelo de que el sol es bueno para los huesos y para mis dolencias me viene muy bien, lo reconozco, pero como no me lo paso bien no me atrae en absoluto
Por eso la primavera es perfecta, este sol suave que alienta y no quema, este olor de la tierra cuando la riegan o llovizna, es un olor especial, como cuando siegan la hierba, son olores que te hacen sentir viva porque los percibes en esta época con más intensidad.
Disfrutemos de la primavera, recreémonos en admirar esas preciosas flores que están saliendo, abriéndose a la vida aunque desgraciadamente sea muy corta.
A mi me admira particularmente esas plantas que crecen entre la maleza y ahora en primavera salen de ellas flores por doquier. Fíjense ustedes en esos solares abandonados y verán que si hay verde ahora están llenos de flores, flores sencillas, blancas, amarillas y muchas malvas, parece mentira, que sin que nadie las cuide, todos los años nos anuncian la primavera, pues son ellas las primeras en florecer, me gustan en particular esas humildes margaritas blancas y pequeñitas que crecen en la hierba (por aquí cerca las tenemos) me da pena cuando la segadora las hace desaparecer, pero son prolíferas que los quince días, ya están saliendo de nuevo, es algo sorprendente
Como verán hoy no les hablo de grandes y olorosas flores, hoy va, como homenaje a esas humildes flores silvestres que también están ahí y también alegran con su vista nuestros sentidos. Gracias. Feliz Primavera.
ESTRELLA

3 comentarios en “La Primavera

  • el 28/03/2011 a las 11:17 am
    Permalink

    Hermoso recordatorio de la la primavera que ha venido y andie sabe como ha sido; en mi balcon en la maceta olvidada de hace mucho mas de un año que se plantaron unos bulbos y solo salieron dos ramas pobres, poca cosecha, este años salio el primer narciso, un flor deliciosamente amarilla, mirandoa tierra, dulce y casi triste; menos mal que otros cuatro pedunculos avisan de otras tantas flores; es la naturaleza con su magia com bien dices…Un fuerte abrazo.

  • el 28/03/2011 a las 8:56 pm
    Permalink

    Tal vez Estrella, este poema quedase bien al final de tu artículo que comparto.

    A LA PRIMAVERA

    La luz del sol ilumina mi ventana
    Mis ojos se abren a otra primavera
    La tarea se despierta más temprana
    Una nueva estación de vida nos espera

    Los colores de las flores inundan mis ojos
    El aire perfumado embriaga mis sentidos
    En el centro de la mesa unos claveles rojos
    La sangre se acelera, ya siento sus latidos

    Atrás ha quedado el cruel y duro invierno
    Que atrapado tenía mi cuerpo maltratado
    Peleando siempre hasta pasar ese infierno

    Soy ave que gusta del calor y del buen tiempo
    No estoy hecho para soportar la lluvia, el viento
    Cuando muere el calor, muere también mi cuerpo

  • el 30/03/2011 a las 8:58 pm
    Permalink

    Miguel, buen soneto a la antigua usanza y buen complemento al articulo, si señor.
    Un abarzo.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: