La pobreza

pobrezaDesgraciado el que trabaja y tiene hambre
Dónde en casa espera numerosa prole
Alimentar a tantos cuando pobre
Siempre arrastrando el pesado trole

Hombres toscos viviendo del trabajo
Los hijos que no pueden estudiar
Llenos de sangre hirviente de la vida
Los hijos del hambre no precisan saber más

Los burdeles, acordeones, faroles de la noche
Borrachos, mujeres perdidas, viejas, feas
Aprisionan el hogar del hombre pobre
Mientras él se afana, lucha y pelea

Padre e hijo se hicieron pescadores
Cantaban en voz baja su desgracia
Para vender al alba sus sudores
De una mercancía casi siempre barata

Verano e invierno eran lo mismo
Días de tormenta, brillante amanecer
Tenían curtidas sus almas por los golpes
Siempre arriesgando para poder comer

Cargaron en su lancha mercancía
Que al descargar pagaban mucho más
Que pescar de noche y de día
Cuando el pescado había que regalar

Más un día que llevaban fuerte carga
En el muelle la policía registró
Terminando con los huesos padre e hijo
Confinados en una oscura prisión
Ceneme

A %d blogueros les gusta esto: