La jubilación ¿deseada o temida?

ancianosLa jubilación es una etapa más de nuestra vida, unas veces deseada, otras impuesta. (ahora más con la crisis). Al jubilarnos empezamos una forma de vivir en la que hay que aprender a configurar nuestros hábitos. Las reacciones ante esta nueva situación son muy diferentes entre las personas, unos caen en un estado de no saber que hacer, ven un horizonte vacío, sin embargo, la mayoría entra de lleno en esta etapa con optimismo y ganas de hacer cosas, que no pudieron realizar en su etapa laboral.
Conozco algún caso de jubilación forzosa anticipada, en el que el sujeto no sabía que hacer con tantas horas de ocio, otros sin embargo, dicen que están más ocupados que cuando trabajaban…
Ahora hemos mejorado mucho al respecto. Tenemos una cantidad de actividades en las que podemos participar, la mayoría impartidas en Centros Sociales, además disponemos de tiempo para asistir a conciertos, teatro, exposiciones, etc.
Por otro lado, están los abuelos-canguro, que esos sí que están ocupados con los nietos, pues hay que ayudar a los hijos que con sus trabajos no tienen tiempo para atenderlos.
Otra cosa, es la ayuda que muchos jubilados están dedicando a sus hijos en paro o con cargas económicas, que con las reformas que próximamente se van a adoptar a los pensionistas, llegue el momento que muchos de ellos no tendrán capacidad para dicha ayuda.
En la actualidad se está hablando de la posible regulación de una nueva edad límite para alcanzar la jubilación. No voy a entrar en discutir cual sería la idoneidad para alcanzar acuerdos, que no contentarán a todos. Sí es verdad que hay profesiones que desgastan tanto física como emocionalmente, por el contrario existen trabajos que son satisfactorios para quienes los realizan y, no necesariamente tendrían que abandonar, siempre claro está con su beneplácito: investigadores, médicos, abogados, arquitectos etc. Profesiones liberales como: escritores, pintores y otras ramas del arte.
De todas estas cuestiones, para bien o para mal, pronto estaremos al corriente.

Carlos Cordero

2 comentarios en “La jubilación ¿deseada o temida?

  • el 27/07/2013 a las 8:17 pm
    Permalink

    Yo cuando me ofrecieron la prejubilación, viendo por supuesto las condiciones económicas, no lo dude un instante. Además que el cambio de vida es brutal , te parece que vas a tener mas tiempo libre, al final del día te das cuenta que no has podido hacer todo lo que pensabas, muchísimas veces me habrás oído decir que no tengo tiempo. Hago con muchísimo gusto de abuelo-canguro, al mismo tiempo que ayudo a mis hijas, me lo paso fenomenal, mi familia es lo primero. Con respecto a la edad de jubilación creo no se puede generalizar, eso depende del trabajo que desarrolles, no es lo mismo un albañil en un andamio, un camionero, un operario en una cadena de montaje, que un oficinista, un banquero u otros que su trabajo ha sido estar sentado en una silla y se han prejubilado a los 55 años. Vergonzoso por parte de quien lo consintió. Si puedes jubílate, la vida es corta.. Saludos: Félix

  • el 29/07/2013 a las 3:54 pm
    Permalink

    Siete de cada diez españoles están preocupados o muy preocupados por si dispondrán de suficiente dinero al jubilarse, según una encuesta realizada por el banco ING en doce países europeos. Pero que estén preocupados no quiere decir que se estén ocupando de ello. Diversos estudios indican que menos de la mitad de los españoles ahorraba para su retiro antes de la crisis, y todo apunta –incluida la caída de las aportaciones a planes de pensiones– a que aún son menos los que lo han hecho en los últimos años. Sin embargo, si hay un aspecto en el que el tiempo apremia a la hora de planificar la jubilación es en el económico. Por un lado, porque todas las reformas legislativas que se van aplicando en España y en países del entorno van en la línea de recortar las pensiones públicas y dificultar el acceso a las mismas exigiendo más años de cotización en una sociedad donde cada vez se accede más tarde al mercado laboral. Por otro, porque el sistema de tipos de interés hace que la rentabilidad de los productos financieros crezca de forma exponencial con el paso del tiempo.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: