La fuerza de la vejez

vejez1La vejez tiene una fuerza
Que la juventud nunca tendrá
La vejez tiene una calma
Que la juventud no entenderá
Para la juventud los vicios
Que son propios de la edad
Para ellos la impudicia
Para nosotros la honestidad
Para ellos el engaño
Para nosotros la lealtad
Para ellos la desvergüenza
Para nosotros la dignidad
Para ellos el despilfarro
Para nosotros la austeridad
¿No son el arte y el ejercicio de las virtudes
las armas más valiosas de la edad?
¿No es la conciencia de una vida ordenada
el mejor recuerdo en avanzada edad?
¿No son los necios los que queman su salud en vicios
para culpar más tarde a la ancianidad?
¿No está claro que la temeridad es propia de la juventud
y la prudencia y reflexión se encuentra en la edad?
¿El viejo capitán del barco
nada hace en la navegación?
¿No se sienta reposadamente
mientras gobierna el timón?
¿Se altera cuando se agita
toda la tripulación?
¿Cuándo el barco está en peligro
quién toma la decisión?
¿Es un marino de altos vuelos
o un inexperto jovenzuelo?
La experiencia devora los años de la juventud de tal modo
Que cuando adquieres una pierdes la otra
A la vejez sólo hay que reprocharle no ser joven

Ceneme

A %d blogueros les gusta esto: