La escuela Estoica: Epicteto, Seneca y Marco Aurelio.

Epicteto_CLAIMA20120521_0202_29Epicteto: nace en Hierápolis, Frigia (la actual Pamukkale “castillo de algodón”) en Turquía, aproximadamente en el año 55 d. C. y muere en Nicópolis (Grecia) en el año 125. En Roma fue esclavo de Epafrodito (secretario de Nerón) y sufrió frecuentes malos tratos. Esa condición forzada y miserable sirvió de piedra de toque a su alma independiente para hacerse tan dueña de sí misma y tan firme que ni los golpes adversos de la fortuna, ni la injusticia de los hombres fueron capaces de doblegar.

 Dice Epicteto que hay dos tipos de cosas en la vida: las que dependen de nosotros (nuestros juicios y opiniones, nuestros movimientos, nuestros deseos, nuestras inclinaciones y nuestras aversiones: es decir, todos nuestros actos) y, las que no dependen de nosotros (el cuerpo, los bienes materiales, la fama, las dignidades y honores; es decir, todas aquellas cosas que no entran en el ámbito de nuestros propios actos).

Muerto Epafrodito, recobra la libertad y comienza a enseñar sus doctrinas:  

  •  Aceptación (no resignación) del destino.    
  • Renuncia a los bienes del mundo.
  •  Comprensión y tolerancia de los defectos ajenos.
  • La Fe (fundamento metafísico de toda doctrina) en una Divinidad regidora del Universo.

Observando la vida, dicen los estoicos, se deduce por sus evidencias la existencia de algo superior cósmico o mente cósmica regidora del Universo. Obrar bien es obrar conforme a nuestra naturaleza y nuestra razón. La verdadera vida consiste en soportar y abstenerse. La voluntad lo es todo en el hombre, y para fortificarla hay que acudir a Dios. “Acuérdate de Dios, invócale a fin de que te secunde y te ayude”.

Máximas.

“Jamás pueden vivir juntos el deseo y la felicidad”

       “No olvides que eres actor en una obra, corta o larga, cuyo autor te ha confiado un papel determinado. Y ya sea este papel el de mendigo, príncipe, cojo o de simple particular, procura realizarlo lo mejor que puedas. Porque si ciertamente no depende de ti escoger el papel que has de representar, sí el de representarlo debidamente.”

       “¿Estimarás una víbora por el simple hecho de verla en una caja de oro? ¿Dejará acaso de inspirarte menos horror y menos recelo su ponzoña e innata maldad? Haz lo mismo con el malvado, aunque le veas nadando en riquezas.”

       “Conserva bien lo tuyo y no codicies lo ajeno. Si lo haces, nada podrá impedirte el ser dichoso”

       “No es la miseria la que verdaderamente nos aflige, sino la avaricia; asimismo, no son las riquezas las que nos preservan de los mil temores que ensombrecen nuestra vida, sino la razón”

       “¡Cuán ciego e injusto eres! En ti está no depender más que de ti mismo, y te esfuerzas en depender de un millar de cosas que te son ajenas y que te alejan de todo verdadero bien”

       “He aquí una hermosa frase de Agripino: jamás seré un obstáculo para mí mismo”

       “Es mucho mejor perdonar que vengarte. Perdonar es propio de una naturaleza buena y humana. Vengarse, sólo de una naturaleza feroz y brutal”

       “El comienzo de la filosofía es conocer nuestra debilidad y nuestra ignorancia y los deberes necesarios e indispensables”

       “Si tu razón, que es quien ordena todos tus actos, está desordenada, ¿quién la ordenará?”

SenecaELWISéneca: nace en Córdoba (provincia del Imperio Romano) en el año 4 a. C. y muere en Roma en el 65 d. C. De educación esmerada y variada, aprendió oratoria, gramática, filosofía. Por motivos familiares y de salud, viajó a Egipto donde desarrolló su interés por la cultura y el arte de este país. Regresó a Roma en el 31 durante el mandato de Tiberio. Emprendió una carrera política, se distinguió como abogado y fue nombrado cuestor. Su fama levantó los celos de Calígula que sucedió a Tiberio en el año 37 y estuvo a punto de ser condenado. En el año 41 cuando Claudio sube al poder, fue acusado de adulterio con una sobrina del emperador y desterrado a Córcega. Fue llamado a Roma ocho años más tarde para encargarse de la educación del joven Nerón que tenía entonces 11 años, y cuando éste sucedió a Claudio en el 54, se convirtió en uno de sus principales consejeros. En el 65 fue acusado de participar en una conspiración contra el emperador y condenado a la pena capital, decidiendo morir imitando a los antiguos griegos.

De la brevedad de la vida. Magic_Colorful_Wallpapers_laba.ws

   “Teméis todas las cosas como mortales, y todas las deseáis como inmortales…”

       “Todos precipitan su vida, y hastiados del presente son acuciados por el deseo del futuro. Pero aquel que gasta todo su tiempo en su personal utilidad, que cuidadosamente planea cada uno de sus días como si fuera el último, no desea ni teme el mañana.”

       “…En tres épocas se divide la vida: la que fue, la que es y la que será; de estas tres, la que vivimos es breve; la venidera es dudosa; la que hemos vivido es cierta e irrevocable. Contra esta última perdió la fortuna todos sus derechos, puesto que no puede volver a voluntad de nadie…”

       “Brevísima es y agitadísima la vida de aquellos que olvidan el pasado; descuidan el presente y temen el futuro…”

     “No nos atrevemos a muchas cosas porque son difíciles, sino que son difíciles porque no nos atrevemos a hacerlas”

       “Importa mucho más lo que tu piensas de ti mismo que lo que otros opinen de ti”

meditaciones-marco-aurelioMarco Aurelio: nace en Roma en el año 121 y fue emperador del Imperio Romano desde el año 161 hasta el de su muerte en 180. Su gran obra, Pensamientos, es uno de los más altos códigos morales de todas las épocas. Escrito en griego durante las campañas de la década de 170, se basa en reflexiones inspiradas por su experiencia cotidiana con influencias estoicas de Epicteto.

Pensamientos.

“He aquí las reflexiones que continuamente debes hacerte: ¿Cuál es la naturaleza del universo y cuál es la mía? ¿Que relación existe entre esta y aquella? ¿Qué parte del universo soy y qué es este? Convéncete de que nadie puede impedirte obrar y hablar de acuerdo con la naturaleza de la cual formas parte.”

       “Obra, habla y piensa siempre como si estuvieras a punto de salir de esta vida…”

       “Busca dentro de ti mismo. Ahí está el manantial del bien, tanto más inagotable cuanto más se profundiza.”

       “El mejor modo de vengar la injuria es no imitar al que nos la hizo”

       “De nada vale buscarlo todo en el exterior, cuando lo que necesitamos realmente está en nosotros mismos”

“Lo que no es bueno para la colmena, tampoco lo es para la abeja”

    “A medida que te venga un pensamiento a la imaginación, considera, a ser posible, su naturaleza, su carácter moral y la parte de verdad que puede contener”

 El aprendiz de discípulo.

4 comentarios en “La escuela Estoica: Epicteto, Seneca y Marco Aurelio.

  • el 06/04/2014 a las 11:55 am
    Permalink

    Gracias por estos artículos tan bien resumidos, para que todo el mundo se pueda acercar y conocer las ideas básicas de la Filosofía , y sus filósofos. Saludos. Alex

  • el 10/04/2014 a las 12:23 pm
    Permalink

    El estoicismo supone el cultivar una filosofía de vida que pueda dotarnos de las herramientas que distinguen una vida plena de otra basada en la búsqueda de anodinas gratificaciones instantáneas.
    La filosofía en la actualidad está retomando su caracter práctico, como hacían los estoicos. Queremos que los alumnos compartan una materia fundamental: aprender a vivir.
    Tener, en definitiva, una filosofía de vida, una educación y sistema de valores que, puestos en práctica a diario, se convertían en un modo de vida para responder las cuestiones existenciales de la condición humana.
    La filosofía de vida es como una caja de herramientas cotidiana, un mecanismo para hacer frente a los principales retos y preguntas existenciales del día a día, no importa lo inesperados, incómodos, trágicos o agradables que sean.
    Gracias por el artículo.
    Julián Palomares

  • el 10/04/2014 a las 7:08 pm
    Permalink

    Hola, hoy en día muchas personas están pasando unos malos momentos personales,económicos… por eso creo que el pensamiento estoico les puede ayudar a ser más fuertes ante dichas adversidades. La vida a veces puede ser dura y debemos buscarle un sentido filosófico que nos ayude a superar dichas dificultades ,en las clases de introducción a la filosofía podemos ver que también pude ser maravillosa si somos capaces buscar un sentido a nuestra vida.

  • el 13/04/2014 a las 11:51 pm
    Permalink

    Cierto que no es la miseria la que nos aflige, sino la avaricia tanto propia como la de clase dominante. Hoy vivimos una situación de desigualdades injustas, mientras unos acumulan riquezas, en algunos casos incluso infinitas, otros padecen hambre, enfermedad, necesidades básicas. Platón en su idea del estado advertía de las consecuencias de la opulencia y la pobreza; más adelante también lo haría Rousseau. Personalmente, creo que no es infeliz el pobre entre los pobres, sino ante los excesos de los ricos. La filosofía estoica nos enseña a aceptar nuestra condición de humildes pero también defensores de la justicia por si misma y como valor moral; por lo tanto aceptación de nuestra condición si, pero no resignación ante la avaricia que daña nuestros bienes morales y materiales como individuos y como colectivo. Debemos vivir conforme a nuestras circunstancias, sin desear lo ajeno, pero también defendiendo lo que por justicia nos corresponde, tanto a nosotros como a nuestros semejantes.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: