La Economía de los Pobres.

m-d-piedad.jpgLa economía y la falta de trabajo en general está preocupando y mucho a los que les toca llevar en estos momentos el peso político de esta situación, echando la culpa a las carencias de la energía. Estoy de acuerdo en esa apreciación, Pero a continuación hago esta pregunta que es obligada. Si dependemos de ella ¿Por qué somos tan presumidos haciendo alarde de un país rico, si los hechos no dan la realidad?. Y si esto fuera verdad, ¿ha cuenta de quien o de quienes se consigue? El sistema capitalista que hemos escogido como modelo a seguir no es compatible con la dependencia que tenemos de esa materia energética, por ello no tenemos derecho a alardear de esos sueldos de (millones) que algunos jefes y otros que no lo son tanto se acoplan para si, y lo peor es que se ríen de mi sueldo que como buen jubilado cobro mucho menos que ellos. “En algo si estamos igualados, es en el pago del consumo que conlleva todo vida humana con sus necesidades, como la compra de la cesta de cada día“.la_noche_de_los_pobres.jpg Aquí viene el meollo: el reparto del producto bruto que conseguimos con el sudor de todo trabajador se lo llevan con alta diferencia, los que al parecer son los elegidos patrios. Con esta forma de reparto se me hace costoso creer, en que el hombre es sociable por naturaleza, y que no “puede vivir sin sus semejantes“ (esto ultimo se podría afirmar pero solo en parte se puede compartir). Hay hombres que arriman el ascua asociándose a sus semejantes solo cuando y en lo que les interesa, y a veces en su libertad de hombre transgrede ese orden social. La sociedad exige un orden de comportamiento para que las relaciones que constituyen ese trama y (también en lo económico) vayan dirigidas a un bien común, de lo contrario tendré que valorar las palabras que he hecho propias; y van con “sorna”: Los políticos y los ricos están empeñados en acabar con los pobres–pero se ( j ) que cada día hay más).
En el campo económico dar las gracias al SR. Bono por dar ese ejemplo de austeridad congelando losueldos de los Diputados del Congreso. . . la_comida_de_los_pobres.jpgcaja_thumbnail.jpg Hipoteca: De estas crisis miserables nacen experiencias, y si lo hacemos con reprocidad y seriedad la respuesta será para mejorar. Sino se hace así todo será pan mojado. En esta maldición humana tenemos que potenciar una revolución social sana. Una experiencia valida la encuentro en el hecho acaecido allá por el siglo XV cuando los Franciscanos pusieron en marcha las Cajas y Montes de Piedad, como un signo para ayudar a la pobreza, con los “microcréditos”. La diferencia es que esa sensibilidad de hoy en día demuestra estar muy enferma.

Los estudios de economía, derecho y humanidades en su desarrollo intelectual y ética, deben servir para dirigir con la máxima dignidad esta sociedad. Así el pan de la justicia sabrá a libertad y paz

Emiliano.

A %d blogueros les gusta esto: