Hablemos del Amor

love-1291434_960_720Época adolescente (15/ 17 años).Que sentimos, que nos pasa por nuestras neuronas, cuando una chica o chico, nos cruzamos por primera vez las miradas. Nos entra un cosquilleo por todo el cuerpo. Se nos ponen las mejillas coloradas. Pero en el fondo, nos decimos, me ha mirado, me ha mirado, y me ha sonreído.

Búa, me suben más los colores, pero al mismo tiempo siento una satisfacción interior. Tropiezo con las escaleras de casa, me olvido los libros en clase, no tengo apetito. Pero me siento como en una nube.
Llego rápidamente a casa, cojo el teléfono y llamo a mi amiga/o, para contarle el flechazo, para darle el notición. Oye, que me ha mirado y me ha sonreído. Estoy flipando.
Las semanas siguientes ya intercambiamos comentarios. Que tal el examen de Mate. A mí el de Ciencias, fatal. Ah, no te preocupes, a mí las Ciencias se me dan muy bien, yo te ayudo.

disco-ball-727116__340Bien, bien, y aquí empieza el tonteo intelecto – emocional.

Época discoteca (18/24 años). Nos vemos a las 8 en Pasos (discoteca). No llegues tarde. A las 8 en punto se encuentran en la puerta de la disco, entran y buscan una esquinita no muy iluminada. Se hacen carantoñas, arrumacos. Pero que guapa/o eres. Tienes unos ojos preciosos y unos labios…….

Llegan los primeros besos pasionales, palabras pocas, pero pasión, a tope.

Se deciden a salir a la pista a bailar, primero bailan suelto durante un rato. Luego el dj, cambia a música lenta, y aquí empieza el calentamiento global. A ver, hay que comprenderlos, son jóvenes, bailan muy arrimados, la temperatura sube por todas partes. Es normal, es el amor, la pasión que sale por los poros.

kissing-1149918_960_720

Época de noviazgo (25/……..). Aquí empieza lo verdaderamente serio. Planes de futuro. La cuadrilla de amigos. Que si bailas mucho con una o con otro. Te he estado esperando una hora. Te he llamado por teléfono y no has contestado. Te interesa más el partido de fútbol que venir a dar un paseo. Hace tiempo que no vamos al cine, etc., etc. Esta chispa inicial, hay que tratar de mantenerla. Ya se sabe que, después de los hijos, vienen los nietos, bueno, si los hay, y ahí parece que volvemos a tener una inyección de ganas de rememorar tiempos memorables, inolvidables…….Ejem…

No siempre tiene que ser así, pero baches siempre los ha habido, Oh, no. Lo más peligroso es si nos fijamos en otra persona, porque la llama inicial del amor, necesita volver a encerderse.
Felicidades para los súper enamorados.
Texto:  Anxo.

 

Un comentario en “Hablemos del Amor

  • el 26/08/2016 a las 6:01 pm
    Permalink

    Anxo, yo me parece que también hay que incluir la etapa del pleno relax, del bien como estamos pero sin más sobresaltos. Eso del amor, su búsqueda, mantenimiento, mantener encendida las llamas, como las vestales griegas, etc, es tan cansado que hasta siento pereza. Un abrazo amigo

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: