Gatos a la guerra

La primera guerra mundial empezó en el año 1914 y terminó en 1918. El imperio austro-húngaro tenía enfrentamientos con Serbia, quería anexionarla a sus bastos territorios El detonante de la declaración de la guerra fue el asesinato del Archiduque Francisco Fernando de Austria y de su esposa Sofía en Sarajevo, a manos de un revolucionario serbio. Había muerto su primo, Rodolfo de Habsburgo, se suicidó con su amante, y su padre, por lo tanto Francisco Fernando era el heredero.
Austria- Hungría declaró la guerra a Serbia el 28 de julio. Rusia protegía a los países bálticos por lo tanto también entra en la contienda, al movilizarse Alemania y luego Francia ya está casi toda Europa involucrada. Fueron en total treinta y dos países los que lucharon entre sí, entre ellos Estados Unidos.
Voy a contaros una anécdota, aunque no eran momentos idóneos para bromas
Durante la primera guerra mundial se publicó un anuncio en The NewYork Times que decía:” ¡Atención a los dueños de gatos! Las ratas amenazan la salud de los soldados norteamericanos prisioneros en los campos de concentración alemanes. Por ello, el gobierno está vendiendo a Alemania gatos para exterminar estos roedores. El Ayuntamiento pagará a todos los que tengan gatos. Los pagos se efectuarán en la Oficina Central de Correos.
Unas horas antes de la apertura de las oficinas, la cola de personas con sus gatos era de más de 4,000. Se necesitaron muchos conjuntos de 60 minutos para convencerlos de que era una broma de algún desaprensivo.

Ángeles

A %d blogueros les gusta esto: