Fruta rellena con “frutos” del mar.

Bromelina, una encima muy útil

La piña contiene una enzima llamada bromelina, que actúa como sustitutivo de los jugos gástricos, mejora las digestiones y destruye la cubierta de quitina que protege a los parásitos intestinales, que son expulsados del organismo.

Además de su estupendo sabor y su inconfundible aroma, conviene conocer sus propiedades, pues  se trata de una fruta de las más saludables por su contenido en bromelina que esta formada por tres encimas combinadas (bromelina, extranasa y ananasa), resulta muy adecuada para la circulación ya que este componente disuelve los coágulos que puedan formarse y fluidifica la sangre. Esto es una buena manera de evitar problemas circulatorios como trombosis, ataques cardíacos, apoplejías  y al mismo tiempo disminuir la presión sanguínea elevada o hipertensión.

Por su alto contenido de fibra, la piña tropical sacia el hambre, previene el estreñimiento, normaliza la flora intestinal y evita la obesidad, según aseveran expertos

La piña contiene una enzima llamada bromelina que actúa como sustitutivo de los jugos gástricos, mejora las digestiones y destruye la cubierta de quitina que protege a los parásitos intestinales, que son expulsados del organismo.

Además de su estupendo sabor y su inconfundible aroma, conviene conocer sus propiedades, pues  se trata de una fruta de las más saludables por su contenido en bromelina que esta formada por tres encimas combinadas (bromelina, extranasa y ananasa), resulta muy adecuada para la circulación ya que este componente disuelve los coágulos que puedan formarse y fluidifica la sangre. Esto es una buena manera de evitar problemas circulatorios como trombosis, ataques cardíacos, apoplejías  y al mismo tiempo disminuir la presión sanguínea elevada o hipertensión.

Por su alto contenido de fibra, la piña tropical sacia el hambre, previene el estreñimiento, normaliza la flora intestinal y evita la obesidad, según aseveran expertos

Propiedades de las naranjas:

Empezar el desayuno con un buen zumo de naranja es siempre bueno y casi imprescindible cuando llega el otoño y la bajada de las temperaturas. Porque más vale prevenir que curar.

Rica en vitamina C, beta-caroteno y bioflavonoides: lo que convierte esta fruta en un alimento muy recomendado para la prevención del cáncer.
Contiene pequeñas cantidades de las vitaminas B1, B2, B3, B5, B6 y E.
Bueno para los dolores de garganta y encías doloridas, así como para prevenir o combatir resfriados.
Excelente contra los problemas circulatorios y las venas varicosas al tener componentes que fortalecen los vasos sanguíneos.
Previene el escorbuto.

Rica en vitamina A, B1, B2, y C, también rica en sales minerales como el potasio, calcio y fósforo.
Tiene propiedades diuréticas, antirraquíticas y posee propiedades preventivas y curativas.
En las naranjas maduras la mayor parte del ácido ha sido transformado en azúcar de fácil digestión, la naranja madura es mucho mas nutritiva.

Esta fruta estimula el sistema nervioso, eficaz contra las convulsiones nerviosas, jaquecas, calambres, insomnio y depresiones deben tomarse al menos dos vasos grandes por día.
Las naranjas frescas son bajas en calorías y una buena fuente de fibra y potasio.

Laxantes por su celulosa y desinfectantes del intestino por su ácido cítrico, de ahí su insustituible utilidad en las enfermedades febriles de origen intestinal.

Ingredientes (para 4 personas)

2 piñas medianas y bastante maduras y 2 naranjas grandes.

Para rellenar las naranjas:

1 vasito de zuma de pomelo, 4 langostinos hervidos, 1 manzana, Uvas pasas sin semilla, Pulpa de las naranjas y Sal maldon.

Para salsear las naranjas

Mahonesa casera sin ajo

Para rellenar las piñas:

2 bastones de surimi, 4 gambas, 4 tomatitos cherry y Menta fresca

Para salsear las piñas:

Huevo duro, Aceite de oliva y Pimentón picante

Elaboración:

Con un cuchillo afilado ahuecar las 4 mitades de naranja y cortar su pulpa en cubitos. Batir la mayonesa con el jugo de pomelo para aderezar al final.

Pelar los langostinos y cortarlos en trocitos. Reservar las cabezas y las colas para decorar. Una vez cortada en dados muy pequeños la manzana pelada mezclarla con  los langostinos, las pasas y la salsa y rellenar las naranjas. Agregar una pizca de sal al final.

Por otra parte, ahuecar las mitades de piña y cortar su pulpa en dados y también  el surimi. Cortar los tomates en mitades y dejar las gambitas enteras.

En un mortero majar dos huevos duros con una cucharadita de pimentón algo picante y añadir un hilillo de aceite de oliva suave hasta que ligue y se obtenga al menos medio tazón de salsa. Introducir una parte de la salsa en la base de las piñas y sobre ésta, ir colocando los demás ingredientes de forma decorativa. Terminar con el resto de la salsa y algo de menta fresca picada y espolvoreada por encima.

Raquel

A %d blogueros les gusta esto: