Frases de Sabios

Quizás más de una vez, hayamos escuchado, o leído, alguna de estas frases que me han llegado recopiladas en un solo escrito. Se le atribuyen a sabios, la mayoría anónimos:

Cuando el sabio señala la luna, el tonto se fija en el dedo.

Si no te gusta lo que recibes, revisa lo que estás dando.

No te lamentes por envejecer, es un privilegio negado a muchos.

La pena del ayer y el miedo al mañana, son los dos ladrones que nos roban el hoy.Aprende del pasado, vive el presente y trabaja para el futuro.

No midas tu riqueza por el dinero que tienes, mídela por aquellas cosas que tienes y que no cambiarías por dinero.

Si quieres algo que nunca tuviste, debes hacer algo que nunca hiciste.

El victorioso tiene muchos amigos; el vencido buenos amigos.

Un buen día te da felicidad, un mal día te da experiencia.

El tigre y el león pueden ser los más fuertes, pero el lobo no trabaja para un circo.

El orgullo es el único veneno que te puede intoxicar, si no te lo tragas.

Pedir perdón es de inteligentes, perdonar es de nobles y perdonarse… es de sabios.

No sirve de mucho la riqueza en los bolsillos, cuando hay pobreza en el corazón.

Los hombres sensatos se adaptan al mundo, los insensatos lo cambian.

El mayor defecto de los defectos, es no darse cuenta de ninguno de ellos.

Un tropezón puede prevenir una caída.

A menudo se encuentra el destino en el camino que se toma para evitarlo.

Si pudiese borrar todos los errores de mi pasado, estaría borrando toda la sabiduría de mi presente.

Si sigues hablando de lo que hiciste ayer, es que no has hecho gran cosa hoy.

No temas a la competencia, ¡Teme a tu propia incompetencia!

Las palabras de un hombre ebrio, son los pensamientos de un hombre sobrio.

Maduramos con los daños, no con los años.

Si te odian sin ninguna razón, dales alguna para hacerlo.

Felices los que nada esperan de los demás, porque nunca serán defraudados.

La pereza viaja tan despacio, que la pobreza no tarda en alcanzarla.

El único día valioso es hoy.

Son frases, o dichos, que nos invitan a reflexionar sobre nuestro proceder, con nosotros mismos y con los demás.

Esther

A %d blogueros les gusta esto: