¿Existe el cuerpo perfecto?

 

Seguro que todos nosotros hemos oído infinidad de veces hablar sobre el cuerpo perfecto o el “cuerpo 10”, pero realmente ¿existe el cuerpo perfecto? Es algo que todas las personas amantes del fitness y el culturismo buscan sin parar, buscan una perfección que su mente les propone como tal.
El cuerpo perfecto es sin duda algo que la sociedad actual marca día tras día, la televisión nos bombardea sin cesar anuncios de productos adelgazantes, la tele tienda nos promete un cuerpo ideal con máquinas inverosímiles que cada día son diferentes pero los resultados son siempre espectaculares, o blogs de internet donde nos venden trucos y secretos para conseguir un cuerpo 10.

El cuerpo perfecto no existe:  esta es sin duda la respuesta única y verdadera a esta pregunta que tanto nos hacemos los amantes de los cuerpos esbeltos, atléticos, sanos y en forma. Y lo decimos de una forma tan tajante porque la perfección no existe en nada ni en nadie.
La forma perfecta es un estado mental, es decir, cada persona tiene en su mente cual es para el un cuerpo perfecto, pero es tan subjetivo que aunque pudiera plasmar su ideal un cuerpo no sería un estándar para el resto de la sociedad sino simplemente para su persona, y no hay nadie capaz de marcar las pautas de la perfección.

Las encuestas
Existen infinidad de encuestas en las que se preguntan que es lo que debe tener un hombre o una mujer para tener un cuerpo perfecto, y cada persona elige su grupo, piernas y abdomen, pectoral y hombros, piernas robustas… hay tantas combinaciones. O incluso para lo que un culturista es un cuerpo perfecto para la gran mayoría de la sociedad es una masa de músculos sin ningún atractivo.
Si nos fiáramos de las encuestas lo único que nos quedaría claro es lo que hemos dicho desde un principio, el cuerpo perfecto no existe, nadie te va a decir como debes estar para tener un cuerpo perfecto, ni hay unas normas o reglas que debas cumplir para que tu cuerpo sea catalogado como perfecto.
La genética, la sociedad y el deporte
Realmente lo que existe es un cuerpo ideal pero dentro de la constitución ósea de cada persona, ya que esta no se puede variar, y por mucho que entrenemos o nos cuidemos, la genética forma parte del juego en busca de algo que en realidad no existe, o en aproximarse si quiera a algo que la sociedad nos marca.
La obsesión por la perfección nos está llevando a una sociedad con epidemia de bulimia y anorexia, donde personas normales usan esteroides y anabolizantes sin control alguno con el fin de acercarse a algo que incluso su genética le va a impedir acercarse realmente, pero la aceptación de ser referente social les hace caer en estos desordenes mentales sin fundamento alguno.
La culpa es nuestra, simplemente nuestra, poco a poco hemos ido viciándonos con el sueño de ser perfectos y actualmente cualquier revista o fotografía está llena de retoques fotográficos para corregir el color de la piel, la anchura de los cuadriceps, estilizar las curvas femeninas o quitar pequeñas imperfecciones que sin duda nos hace únicos y humanos.

Si además nos fijamos en los cuerpos de los deportistas (como se ve en las fotos) el cuerpo ideal se modifica para la actividad que se vaya a practicar, pues no es lo mismo correr 100m lisos que ser un luchador de sumo, y sin embargo ambos tienen un estado de perfección dentro de su especialidad.
Consejos para mejorar tu cuerpo sin obsesión
Ahora que tenemos claro que no existe el cuerpo perfecto, si que existe la posibilidad de mejorar tu cuerpo, sin obsesiones ni obligaciones, simplemente buscar un cuerpo con un buen estado de forma, tonificado, sin mucha grasa, equilibrado, ágil y flexible, con el cual nuestra calidad de vida mejore no solo hoy sino en un futuro y el máximo tiempo posible.
Los consejos que hay que tener en cuenta para conseguir ese cuerpo ideal, que no perfecto, son los que todo el mundo ya conoce, y que no nos cansamos de repetir:

Come de forma sana y equilibrada: intenta evitar los excesos, olvida los fritos y la bollería industrial, más fruta y más verdura es la clave, con una buena dosis controlada de grasas insaturadas, y sin exceder la ingesta de hidratos.
Haz deporte: el deporte es salud, no pienses en negativo a la hora de hacer deporte, está claro que las lesiones y enfermedades están a la orden del día en el deporte pero sin duda es lo mejor que puedes hacer para ponerte en forma, mejorar tu cuerpo y tu capacidad cardiovascular.
Se objetivo contigo mismo: aprende a quererte con tus fallos y tus virtudes, e intenta mejorar día a día pero intentando ser objetivo. Uno siempre tiende a verse mal delante del espejo, sé objetivo y no te compares con nadie, tú eres único.
Activa tu mente: no hay mejora aliado para mejorar el cuerpo que una mente sana y activa. Si te mantienes despierto intelectualmente esto reportará en un estado óptimo para mejorar tu estado físico lo mejor que puedas.
Disciplina sin obsesiones: se disciplinado en todo lo que haces para mejorar tu cuerpo pero sin llegar a obsesionarte con ello, pues eso viciará tu mente y acabará acarreando más problemas que beneficios.
Aprende poco a poco y sin prisas: la experiencia es un grado y nunca hay que tener prisa para mejorar físicamente pero tampoco hay que tener pausa. El cuerpo hay que cuidarlo siempre eso te reportará juventud y optimismo para todo lo que realices.
No creas en vendedores de humo: no hay milagros, no hay secretos, no gastes el dinero en productos maravillosos que te prometen cosas que sabes realmente que no existen, ten en cuenta que la mejora física depende únicamente de ti y de tu esfuerzo
Aprende por ti mismo: infórmate y lee, pregunta y aprende, pero no pagues por esa información, hoy en día gracias a internet tenemos al alcance multitud de sitios donde aprender a comer, a entrenar, a realizar cualquier deporte o actividad, nadie es más que nadie, así que te recomiendo que no pagues por información que puedes conseguir por ejemplo en la Revista Digital “Vitónica”.
Pregunta:
¿Y tú que opinas sobre todo esto? ¿Crees qué existe el cuerpo perfecto? ¿Conoces a alguien qué creas que lo tiene? ¿Crees qué tú tienes el cuerpo perfecto?

Victor González Romero

Profesor de Gimnasia

TEXTO EXTRAÍDO DE “REVISTA DIGITAL VITÓNICA”
AUTOR: David Diaz Gil 25 de abril de 2011 

Un comentario en “¿Existe el cuerpo perfecto?

  • el 21/02/2012 a las 12:48 am
    Permalink

    La verdad Victor, sí creo que existe, casi, el “conjunto perfecto”. Debe ser porque ahora mismo estoy viendo una de las pelis clásicas de James Bond, el chico del 007 y con “licencia para todo”. Ja, ja.
    Un abrazo. Alex

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: