¿Existe diferencia entre el corazón del hombre y la mujer?

Voy a comentar este tema desde dos puntos de vista: Como órgano vital esencial para vivir y como representación del amor.

Con respeto al primer apartado debo deciros que hay diferencias dependiendo de la edad:  las mujeres durante su etapa fértil está protegida por las hormonas femeninas (estrógenos) pero al llegar a la menopausia se pierde, aumentado el riesgo de enfermedades cardiovasculares exactamente igual a los hombres.
A partir de los 60 años,  por determinados factores de riesgo (obesidad, hipertensión, aumento de colesterol y triglicéridos, tabaquismo, alcohol, sedentarismo, diabetes entre otros) hace que las probabilidades de sufrir ictus cerebrales, embolias, trombosis y todo tipo de trastornos cardiovasculares,  sea mayor que en los varones,  incluso de peor pronóstico,  principalmente el infarto de miocardio ya que los síntomas son más difusos (dolor de espalda, torácico, zona del cuello y aparato digestivo, vómitos) pudiéndose confundir con otras enfermedades, en cambio en los hombres suele dar más localizado en el brazo izquierdo.

Orgánicamente también hay diferencias entre ambos sexos siendo el corazón de los varones más grande ya que va en función de la masa corporal, también varían las formas de las arterias, en el caso de los machos son longitudinales y en las hembras onduladas.

Con respeto al 2ª apartado, es decir el corazón como representación del amor (el pasado martes 14 fue día de San Valentín, día de los Enamorados). ¿Sabíais que en ese sentimiento intervienen 12 áreas de nuestro cerebro? Hay estudios que demuestran una base neurológica interviniendo varios neurotransmisores como la Adrenalina, Dopamina, Serotonina entre otras, además actúan inconscientemente las feromonas (responsables del olor corporal) por eso tendemos a fijarnos más en una determinada persona.
Se produce una liberación de estas sustancias y dependiendo de la cantidad y el tipo hace que en nuestro cerebro se active de distinta forma en una relación duradera que en las primeras etapas del enamoramiento.
Por otra parte el cerebro de los hombres y mujeres experimenta el amor de diferente manera variando la zona cerebral. Por ejemplo, en los varones predomina más la asociada a los estímulos visuales mientras que en las hembras las áreas asociadas a la memoria.
Parece ser que otros estudios demuestran que el amor y el odio se estimulan en las mismas regiones cerebrales con la salvedad que en el amor se inhibe la parte racional y en el odio se activa en exceso.

Como conclusión: el amor influye directamente sobre la salud de nuestro corazón reduciendo el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, alargando la esperanza de vida.
Una buena relación de pareja, familiar y con amigos mejora la presión arterial, reduce la ansiedad, estrés y depresión.
Para mantener nuestro corazón sano además de lo dicho anteriormente es muy importante una dieta equilibrada, ejercicio físico diario, evitar el estrés tanto físico como emocional ya que puede provocar hipertensión, coagulación de la sangre, trombos y obesidad porque se liberan unas hormonas llamadas catecolaminas,  responsable de que nuestro organismo enferme.

Silvia (Farmacéutica)

A %d blogueros les gusta esto: