Esta es una cena que no tiene límite de aforo

Esta es una cena que no tiene límite de aforo, puede venir todo el que quiera.

Esta cena no tiene límite de aforo, es la que ha puesto en marcha la Fundación Lusekelo.

Es la cena número 12.

Durante once años se ha celebrado regularmente este encuentro.

Un encuentro de amigos, familiares, a los que une la causa común de colaborar con la Fundación Lusekelo para sus proyectos en Zambia.

Brevemente:

La Fundación Lusekelo.

Es una organización sin ánimo de lucro que está echando una manita en Kasempa, una ciudad rural en Zambia.

Decir rural en Zambia es hablar de una población en medio de la selva.

La población está muy dispersa, algunos poblados, como Kamakechi están a 80 km.

80 km. Se tardan entre dos y tres horas en un auto, si no revienta alguna rueda.

Los proyectos que se quieren alcanzar ahora son:

Un pozo.

Esta es una cena que no tiene límite de aforoEl agua abunda en Zambia. La lluvia forma verdaderos lagos y los ríos son caudalosos.

Pero esas aguas no son aptas para el consumo humano, no sirven para beber, ni cocinar, ni lavar.

Es necesario un pozo.

Un pozo significa un ostensible disminución de la mortalidad, sobre todo infantil.

Un molino.

Significa que una jornada de duro trabajo de moler a mano el maíz, se convierte en una hora.

Eso significa que se puede plantar más de lo que se necesita para el consumo vital. Se puede vender algo y ahorrar dinero para el tiempo del hambre.

Porque aquí, el hambre, significa muerte, a veces la mitad de una familiar, cuando hay mala cosecha.

Los niños siempre son los más débiles.

23 becas.

Eso significa que pueden ir a la escuela más niños. Porque las familias pueden mandar a uno, a lo sumo a dos.

La mayoría no tienen acceso a la escuela.

Eso significa estar condenados a vivir en un poblado, sin posibilidades de acceder a una situación mejor.

Las niñas estarán condenadas a no elegir. Cualquier varón puede adquirirlas como esposas por una cabra.

Estudiar significa libertad para labrar su propio destino.

Este es un lugar que por si mismo no puede salir de ese paupérrimo sistema de vida.

Necesita ayuda de nuestro mundo, donde la basura es riqueza para ellos.

Con 170 euros se le cambia la vida a un niño.

Si les ayudamos ahora, algún día podrán subsistir por si mismos.Esta es una cena que no tiene límite de aforo

En la situación que vivimos no podemos llegar a cabo las actividades con las que sufragar los proyectos.

Una de esas actividades es la cena anual.

Por eso este año la cena será virtual.

Es decir que tú cenas en tu casa, pero aportas el importe del cubierto a la Fundación.

Lo organizas como quieras.

El precio del cubierto lo pones tú.

Por eso esta cena no tiene límites de aforo.

Es una cena a la que puedes venir

La seguridad es total.

Nada te impide estar en la cena.

Es la cena perfecta.

Solo depende de ti.

Qué grandes cosas podemos hacer con bien poco.

Ven a cenar. Te esperamos.

No te lo vamos a agradecer. Tu corazón te lo agradecerá.

 

Jesús Muñiz G.

Esta es una cena que no tiene límite de aforo

Un comentario en “Esta es una cena que no tiene límite de aforo

  • el 04/12/2020 a las 9:24 pm
    Permalink

    Que gran obra ojalá y pudiera yo ayudar pero de corazón deseo que todos salga bien

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: