Epitafios con humor

informatico.jpg

Aquí reposan los restos de un ser que poseyó la belleza sin la vanidad, la fuerza sin la insolencia, el valor sin la ferocidad y todas las virtudes de un hombre sin sus vicios.

Lord Byron para su perro “Botswain”

 Aquí yace Isabelita, que por ser tan buena y no querer, se fue para la otra vida con muy poquito placer.

En un cementerio de un pueblo de Ávila

 Aquí yace Jane Smith, esposa de Thomas Smith, marmolista. Este monumento fue erigido por su esposo en memoria suya y como modelo. Sólo cuesta trescientos dólares.

En una lápida mortuoria de California

 Aquí yace Josept Barth, cuya vida fue breve, pero llena de alegría, gracias a su fiel compañera, Angélica, que a la edad de veinticinco años escondió su dolor en el 7 de Elmer Street. Teléfono: 2-13-18-15.

Sobre una lápida del cementerio municipal de Detroit

 Aquí yace Moliere el rey de los actores. En estos momentos hace de muerto y de verdad que lo hace bien.

Epitafio de Moliere, escrito por el mismo

Aquí, Leopoldo Fregoli llevó a cabo su última transformación.

En Viareggio, en la tumba del célebre transformista Leopoldo Fregoli que fallecido en 1936.

A %d blogueros les gusta esto: