Encuentro con la escritora Rosa Regás.

Almuerzos literarios.

La  Concelleria de Igualdade ha organizado una serie de almuerzos literarios, todos los sábados, con una serie de escritoras .  Encuentros que se celebran en el Centro de Documentacion y Recursos Feministas, en la segunda planta de la Bibliotéca Pública Central de Vigo.

Una apuesta por la cultura que aplaudimos y a la que nos sumamos. Por ello, este pasado sábado  asistí al encuentro con la excelente escritora Rosa Regás. Una mujer a la que admiro y también su obra literaria.

Tenemos la mania de la perfección”.

En esta charla informal, Rosa, que fue presentada por la concejala Chus Lago, nos comentaba sus opiniones acerca de la libertad, los valores, la mujer, etc. Una charla en torno a un café y un grupo de mujeres que resultó enriquecedora  y sumamente agradable.

Rosa nos comentaba como las mujeres “tenemos esa mania de la perfección ” que hace que,  casi siempre, queramos hacerlo todo. Queremos que todo quede perfecto, sobre todo si hablamos de limpieza del hogar, colocar las cosas, el trabajo, etc.

Queremos hacerlo todo y luego nos quejamos de que no tenemos tiempo“-fue otro de los comentarios de esta mujer tan lúcida. Afirmación que comparto porque pienso que es muy cierta.

La justicia, la libertad y la igualdad como pilares de todo”:

En torno a esta afirmación de Rosa Regás reflexionamos y comentamos todo el grupo. Para la escritora, estos conceptos son fundamentales y aplicables a todo el mundo. Pero matizaba que se trataban de IDEAS, fundamentales  y no creencias. Matizaba la gran direfencia entre ambos conceptos, ya que , nos decía, las CREENCIAS, es lo que aplica cada sociedad y en cada sociedad esas creencias son diferentes. Pero en cambio, las ideas de libertad, justicia o igualdad, nos decía, son aplicables a todo el mundo y exigbles porque, además, forman parte de los Derechos humanos.

La escritora, que nos entusiasmó por su cercania y claridad de ideas y exposición, nos hacia los siguientes comentarios:

Frases para repensar.

“Una persona libre es aquella que no tiene que obedecer sin antes pasar por su propio entendimiento. Tenemos que pensar por nosotras mismas”.

“Lo que heredamos, nuestro bagaje recibido, hay que repensarlo, replantearlo y quedarnos con lo que nos interese de verdad”.

A Rosa no le cabe duda, nos decía, que la libertad de la mujer empieza por esa necesaria libertad económica. Considera que todos tienen que colaborar al mantenimiento de la familia, y que si la mujer dispone de un trabajo que le otorga esa libertad económica, no cabe duda que habrá más igualdad en ese ámbito familiar.

También habamos del cuerpo de la mujer y, todo el grupo estaba de acuerdo que el cuerpo femenino es de la mujer, de nadie más. Y como tal, ella es dueña de ese cuerpo y decide qué va a hacer con él.

Criticaba los modelos horribles que se ofrecen a las jóvenes a través de los medios de comunicación. La idea de las operaciones de tetas, los estereotipos, etc: “Una mujer sometida acepta todo lo que le dice su marido , su novio, etc”-afirmaba la escritora.

“No tenemos que preocuparnos tanto por lo que dicen los demás de nosotras. A mí me da igual que me critiquen”.

“Las mujeres leemos más libros escritos por hombres, pero los hombres no suelen leer libros que escriben mujeres”.

“Aún las mujeres somos invisibles como creadoras”.

“Por desgracia, aún hay muchas mujeres que actúan como hombres”.

“La vejez tiene la ventaja de que puedes decir lo que quieras”.

Digo las cosas para hacer pensar, no para convencer“.

Fue la frase que quiero subrayar y quedarme, sobre todo, de este espléndido encuentro con una gran mujer y buena  escritora.

AG

A %d blogueros les gusta esto: