¡¡¡En vez de uno son dos!!!

MellizosCuando las personas deseamos algo con tanta pasión e interés, cualquier cosa puede ocurrir.  Mi marido y yo tenemos un año y medio de casados y un día hablando decidimos que ya era hora de tener un bebé.
Si, hora de tenerlo porque nos apetecía ser padres y por la razón de que no queríamos llegar a una edad muy avanzada sin tener los hijos porque eso implica muchos riesgos.
Luego de varios intentos fallidos y no quedar embarazada, un día al ver que no me llegaba el periodo voy a la farmacia y me compro una prueba de embarazo y al leer las instrucciones y hacer el test tal  como decía la indicación esta dio positiva.

De no ser por la falta del periodo, no nos hubiésemos enterado del embarazo porque yo estaba muy normal sin ningún síntoma de esos que suelen reflejarse en algunas embarazadas.
¿Qué fue lo más increíble?
Para nosotros, lo más increíble fue lo tarde que nos pusieron la cita para la revisión en la Seguridad Social, nos pareció que era una eternidad y si a esto le sumamos la ansiedad nuestra por ser primerizos,¡ ya pueden imaginarse!.
A lo mejor el tiempo de  la cita era el prudente, pero en aquel momento nosotros solo queríamos ver cómo iba el avance del embarazo, además a todo el que le comentábamos nos decían que era mucho tiempo para la primera revisión.
¿Qué creen que hicimos?
Padres primerizos  y súper ilusionados con nuestro embarazo, decidimos visitar a un médico privado  para que nos hicieran la revisión y así saber que tal iba todo.
Al llegar al centro médico nos enviaron a una sala de espera, luego de tener un rato allí nos llamaron pasamos donde una enfermera la cual nos hizo unas cuantas preguntas y nos envió de vuelta a la sala.
Pasado unos diez minutos nos volvió a llamar pero esta vez para la consulta, al entrar me enviaron al baño a que me quitase la ropa, al salir el doctor me dice súbete a la camilla y hago lo que me dice el doctor.
Este inicia la exploración y en seguida nos dice, están muy bien, a lo que mi marido y yo respondemos al unísono están!  Y el doctor dice: sí son dos, mirar un corazón y mirar aquí el otro, ya están bien implantados.
La cara de asombro y de felicidad con la que salimos de esa consulta aún embarga nuestros corazones, es que jamás habíamos imaginados que nosotros tendríamos la dicha de procrear gemelos.

Texto: Paola Bautista

Un comentario en “¡¡¡En vez de uno son dos!!!

  • el 09/04/2016 a las 11:02 pm
    Permalink

    Felicidades Paola. Ya deben de estar a punto de llegar esos gemelos que esperamos poder abrazar en la Redacción. Un abrazo y enhorabuena. Recuerdo que mi pediatra, cuando tuve a mi hijo que era muy llorón, me decía , con esa buena retranca gallega, “filliña, esto de tener hijos es parecido a una hipoteca, pero con la diferencia de que en este caso, nunca saldas la deuda. Lo cierto es que resulta algo único y maravilloso tener esta “hipoteca” de por vida, porque los hijos son la experiencia vital más grandiosa. Un abrazo.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: