¡¡¡En vacaciones vamos a relajarnos!!!

Desde luego hay maridos que prefieren  una buena mentira piadosa que una verdad en que te juegues el “pellejo”.

Los hay sin embargo,  que son todo sinceridad y no tienen el mínimo rubor en decir lo que sienten.

Por otra parte,  ellas no pueden dejar de pensar en nosotros y en lo que les prometemos…

Y siempre están pensando en la forma de hacernos felices y todas esas cosas que a ellas les interesan…

Menos mal que para este marido el verano pasa enseguida,  sobre todo si es del norte.

Y para el pobre ilustrador se le acaban las ideas cuando piensa… ¿ y que dibujo yo ahora tal como están las cosas?.

Carlos Cordero

Gráficos:  Internet.

A %d blogueros les gusta esto: