El VAR revoluciona el mundo del fútbol

Pero, ¿qué es el VAR?

La palabra VAR corresponde a las abreviaturas de la expresión inglesa “VIDEO ASSISTANT REFEREES” y cuya traducción se adivina fácilmente como una asistencia o ayuda a los árbitros para una aplicación correcta de las Reglas de Juego, mediante una tecnología combinada de video y comunicación verbal.

Resulta evidente que su implantación requiere un “Reglamento o protocolo especifico del VAR” para conseguir la deseada eficacia en su aplicación.

Y a ellas voy a dedicar esta humilde aportación, no sin antes intentar desbrozar o  despejar el tema realizando unas aclaraciones básicas:

El VAR  No es un árbitro que decide desde un video.

El VAR  No trata de “rearbitrar”

El VAR  No decide nunca por si sólo nada.

Sí está pensado y diseñado para que:

El VAR  se convierta en un asistente desde un video

El VAR  tendrá siempre presente que árbitro solo hay uno, y que él es quien toma la primera y última decisión.

El VAR solamente debe detectar errores claros y manifiestos para que luego el árbitro decida.

En definitiva, la filosofía básica u objetivo final y preciso del VAR debe ser: “Interferencia Mínima – Beneficio Máximo”.

Pero, ¿cómo es un VAR por dentro desde el punto de vista de la logística?

 

Cómo se aprecia en la imagen, y dependiendo del tipo de partido y competición, el VAR básicamente consta de una cabina con al menos cuatro monitores, y en él conviven los siguientes actores:

1 Árbitro de Primera División en activo

1 Asistente (antes Juez de Línea o Linier) de Primera División en activo

Y al menos dos técnicos no vinculados al arbitraje, especialistas en la tecnología video – comunicación.

La función a desarrollar cada uno de ellos resulta innecesario explicarla por lo evidente.

Establecidas estas premisas, la pregunta que debe hacerse desde el VAR antes de intervenir es: “¿La decisión que ha tomado en principio el árbitro resulta claramente errónea? ¿El error es evidente? Deben tratarse de acciones diáfanas, incontestables, y totalmente claras.

Pero ¿qué puede entenderse por un Error claro y manifiesto en fútbol?

Por aplicación de una mínima dosis de sentido común, podría ser aquella solución en la que prácticamente todo el mundo estaría de acuerdo con una mínima discusión. Asimismo, y en cuanto al árbitro se refiere, aquella que revocaría inmediatamente su decisión inicial si le fuera posible visualizar la repetición de la acción.

Y todo ello porque el VAR nunca debe intervenir ante jugadas opinables o de las denominadas grises, ni tampoco es su cometido buscar lo que sería una mejor decisión.

Si esto es así:¿En qué casos o circunstancias debe intervenir el VAR?.

1. Goles

Gol

 

Después de ser marcado un gol, el VAR debe verificar:

  • La existencia o no de Fuera de Juego
  • La Posible Falta  del equipo atacante previa al gol
  • Balón Fuera del Terrero de Juego antes del gol
  • Gol/No Gol

 

2. Penaltis

Penalti

  • La infracción es Penalti o no
  • Se produce Dentro o Fuera del área de penalti
  • La ausencia de Fuera de Juego  en la jugada del penalti
  • Inexistencia de Falta Previa al penalti
  • Balón Fuera del terreno de juego antes del penalti

 

3. Tarjetas rojas directas

Tarjeta Roja

  • Solo en caso de Rojas Directas y por causa de Juego Brusco Grave o Conducta Violenta. Se revisa el incidente.
  • Si es por malograr una ocasión manifiesta de gol:
    • La infracción es falta o no
    • Dentro o fuera del área de penalti
    • Fuera de juega previo al incidente
    • Posible falta previa del equipo atacante
    • Balón fuera del terreno de juego antes del incidente

 

4. Error de identidad

Error de identidad

  • El VAR debe verificar si el árbitro amonesta o expulsa al jugador equivocado
  • El VAR asistirá proactivamente al árbitro sobre el particular

Por último añadir que el árbitro debe Aceptar la Recomendación del VAR sin proceder a revisar la jugada en cuestión, en los casos de decisiones objetivas, factuales, o geográficas tales como:

  • Posición de fuera de juego
  • Infracciones dentro o fuera del área
  • Balón fuera del terreno de juego
  • Error de identidad

En cambio debe proceder a Revisar la Jugada en el caso de decisiones subjetivas tales como:

  • Posibilidad de tarjeta roja
  • Penalti
  • Interpretaciones cuestionables
Mis comentarios       

Amigo lector aficionado al fútbol, hasta aquí, posiblemente con mejor voluntad que acierto, he intentado explicar cuáles son los objetivos del VAR y su forma de actuar.

Su puesta en funcionamiento está razonablemente aceptada sin embargo, y en mi opinión va a restar cierto atractivo al fútbol por lo que yo denominaría “el misterioso encanto de los errores”.

El Deporte de los Errores

Se puede afirmar con cierta rotundidad que buena parte del atractivo del fútbol radica fundamentalmente en que los errores juegan de forma definitiva en el desarrollo de los partidos. Es el deporte de los errores.

Gol Fantasma final mundial 1966 en WembleySi no existieran errores por parte de jugadores y árbitros, además de factores climatológicos, terreno de juego, presiones ambientales, resulta claro que siempre o casi siempre ganarían los mismos. Enumerar ahora los grandes fiascos de la historia como los protagonizados por Cardeñosa, Eloy y Joaquín en los mundiales, y como no el error monumental de aquel árbitro ruso en la final de 1966, no hacen sino confirmar esta tesis.

El enorme atractivo que supone que el equipo modesto le pueda “mojar la oreja” a un poderoso a un solo partido resulta evidente. Ya no se trata tanto de jugar mucho y bien sino de equivocarse menos que el rival.

Obsérvese la cantidad de equipos de élite que quedan apeados de la Copa ante conjuntos infinitamente menos poderosos. ¿Tiene esto una explicación fácil? Pues no la tiene. Simplemente el juego errores-aciertos se ha decantado por uno de los equipos en forma de azar. Un balón al palo puede entrar o salir por tan solo unos centímetros. Si entra puede ser un gol de bandera y hasta la gloria, si no entra puede ser un fracaso mortal. Es la incertidumbre, lo inesperado,  unido a los errores, factores claros que aportan emoción y atractivo a este deporte.

Pero, ¿Cómo se valoran los errores desde fuera? Pues aparentemente de forma muy irregular. En unos casos no pasa nada y en otros genera hasta violencia. Pero en todo caso, ¿Por qué un error del árbitro es tan difícil clasificarlo como un error más del juego? ¿Por qué en algunos casos desde la grada se perdona con tanta facilidad y en otros se justifica la violencia?

En este enfoque u orientación de las conductas, juega un papel decisivo el conocimiento profundo de las Reglas de Juego, y sobre todo su interpretación y espíritu que las inspira.

El VAR, con su carga de tecnología ha llegado para quedarse pero no va a solucionar –tal vez afortunadamente- el problema de los errores. Es, no debe olvidarse,  un recurso más, una ayuda magistral para el árbitro principal. El único que tiene la primera y la última palabra.

Añadir que en la actualidad existen 8 recintos equipados para el VAR en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas y que se está aplicando en los 10 partidos de Primera división con extensión, según parece, al conjunto de la Segunda División A. O sea, al futbol superprofesional.

Si consideramos que en España se juegan en un fin de semana unos 30.000 partidos de futbol federado y menos de la tercera parte con un árbitro principal y dos asistentes y la mayoría con un solo árbitro, nos puede llevar a la reflexión de que en la actualidad tendrán que convivir dos deportes que hasta ahora solo uno era el heredero de de aquel que unos animosos profesores y educadores universitarios acordaron en la Freemason’s Tavern de la  barriada londinense de Great  Queen Street, el 23 de de octubre de 1863 con el nombre de Football Association.

Sin duda la aportación del VAR con sus incuestionables argumentos  tecnológicos está suavizando  determinadas actitudes. Y será positiva su aportación si se acierta en la selección de su espacio. No olvidemos que es tecnología. Y la tecnología la diseñan y manejan los humanos.

Un canto a la esperanza y que la pasión por el equipo de nuestros amores no se resienta ni un milímetro. Eso parece garantizado. Tan garantizado, como que dos aficionados sufridores de equipos distintos jamás compartirán opinión. Ni siquiera con el VAR.

 

Texto: Isidro Martínez

Fuente: RFEF

Fotos: Internet

 

 

 

 

Un comentario sobre “El VAR revoluciona el mundo del fútbol

  • el 20 de mayo, 2019 a las 23:46
    Permalink

    Yo no entiendo de futbol, pero me gusta esta información, aclaración, sobre el VAR. Reconozco que estaba equivocada sobre las competencias de este sistema. He apredido que al árbitro no hay quien le quite autoridad en el campo. Gracias por este escrito.

Comentarios cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: