El Sáhara Occidental y los Derechos Humanos

En el Taller de Debates,analizamos la semana pasada  el tema,  tan de actualidad,  del Sahara  y los hechos allí acontecidos. Poco sé yo sobre lo que allí ocurrió, precisamente por los obstáculos que Mohamed VI puso a la prensa. Y poco me preocupan los “intereses” de unos y de otros, pero lo que sí me preocupa es el hecho de que cuando alguien pone una cortina, es para que no se sepa lo que pasa al otro lado.

Pero ni siquiera me desconcierta la actitud de un Gobierno que se rige por una monarquía que yo tildaría de absolutista, con todos los matices que les quieran poner.
Me preocupan algunas acciones y palabras de los políticos.

Lo que me preocupa es la actitud, y peor, las declaraciones de un socialista demócrata como el Sr. Zapatero: “Por encima de todo, están los intereses de España”.

Yo  entiendo que nada debe de haber por encima de los derechos humanos, muy defendidos ahora por el Sr. Rajoy,  cuando hace pocos años estuvo del lado de uno que pensaba que lo mejor para Irak, era subirse a un avión cargado de bombas, y dejarlas caer sobre una ciudad llena de gente.

Pero ese “uno” está del mismo lado de aquel Secretario de Estado americano que dijo: “Estados Unidos no tiene amigos, tiene intereses” y se lanzó como un loco con sus bombas de napalm y fósforo encima de los vietnamitas; por eso lo   preocupante  es que ahora también “España tiene intereses” por encima de todo.

Se vuelve a repetir la historia.
Los bereberes siempre fueron muy duros con los españoles, y las fotos que adjunto muestran lo que ocurrió hace apenas noventa años,  cuando  España tenia que defender los intereses de los que explotaban las Minas del Rif, Defensa, por cierto, con una mano de obra gratuita, esclavitud militar, de la cual se zafaban precisamente los amos de esos “intereses”,  porque podían pagar la “cuota” (creo que unas 2.000 pesetas de la época) para no ir a la “mili” y consecuentemente a la guerra. Es decir, si los de allí eran duros, los de aquí… ¡se las traían!

Miseria y muerte.
Hijos que perdieron a sus padres; padres que perdieron a sus hijos y viudas miserables hasta en las más recónditas aldeas del país.  Pero “morían por la Patria”, “entraban en la gloria”… y otras perlas por el estilo. Eso sí, nunca faltaba el militar vestido de cura o el cura vestido de militar (véase foto) “glorificando” los cadáveres descuartizados de muchachos que nunca hubieran querido morir así.
Hoy, noventa años después, los bereberes siguen dando la lata, esta vez a los saharauis. Al fin, todos tienen “intereses” que defender, y el que tiene mas armas, los defiende con mas contundencia, como Fernando III “el santo” o San Luís y sus cien mil hijos….

¿Y los Derechos Humanos?
Me asusta pues, que los Derechos Humanos, así, con mayúscula, tan duramente conseguidos, pierdan  puestos en el “ranking “ (ya no encontramos palabras castellanas para expresar la idea, ¡que pena!) de prioridades  defendibles.
¡Cuantas brutalidades se cometen constantemente contra seres humanos!  El Sahara Occidental no es ninguna excepción.

M.Silva

A %d blogueros les gusta esto: