El reciclaje del aceite usado casero: ¿para qué? ¿cómo?

El objetivo de este artículo es tratar de concienciar del alto poder contaminante de este residuo, habitual en nuestros hogares y proponer divertidas soluciones para evitarlo.

Aportaremos algunos datos:
Verter el aceite doméstico usado por el fregadero causa efectos negativos en el medio ambiente. Si este residuo llega a los ríos, se forma una película superficial que afecta al intercambio de oxígeno y perjudica a los seres vivos del ecosistema.
•    Un solo litro de aceite casero puede contaminar mil litros de agua.
•    En España, dos tercios de este residuo acaba en las alcantarillas, de manera que ocasiona diversos perjuicios: atascos en tuberías, trabajo extra para las plantas de tratamiento de aguas residuales, aumento de plagas urbanas, etc.
•    Cada consumidor genera al año unos cuatro litros de aceite doméstico usado.  España mueve unos 180 millones de litros de aceite vegetal usado anuales, que equivale aproximadamente a la cantidad de agua embotellada que consumen 3,4 millones de habitantes (El equivalente a la población de Galicia y Asturias juntas).Un consumo responsable.

Con estas cifras podemos llegar a una sencilla conclusión:
Los consumidores somos esenciales, tanto para reciclar como para educar a las nuevas generaciones en la necesidad del reciclaje.
Pero ¿qué puedo hacer con el aceite usado?
El aceite doméstico usado se puede reciclar y es una acción sencilla que favorece al medio ambiente:
Evita que contamine ríos, suelos o perjudique tuberías.
Es una forma de ahorro en la economía familiar, evitando el gasto que supone la compra  de algunos detergentes.
Se puede aprovechar para crear diversos productos ecológicos como jabones o limpiadores, siendo también una actividad de ocio y entretenimiento.


Por cada litro de este residuo se pueden lograr, por ejemplo, unas 25 pastillas de estupendo jabón no contaminante.
Proponemos una sencilla receta para  reciclar el aceite y que podremos usar para la limpieza de la casa en general: suelos, vajilla, baños…

Una receta ecológica: Jabón líquido casero.

Ingredientes:
750 ml. de agua embotellada o filtrada.
25 gr. de sosa cáustica.
125 ml de aceite de oliva usado colado.
Sal y zumo de 1 limón.
Preparación:  (Colocarse guantes durante el proceso)
•    En una jarra, echar el agua a temperatura ambiente.
•    Añadir poco a poco la sosa cáustica con precaución y remover hasta su total disolución con cuchara de madera (no inhalar los vapores en el proceso)
•    Verter el aceite usado en una botella de vidrio que tenga tapón. Con cuidado, añadir poco a poco la sosa diluida en agua.
•    Añadir una pizca de sal.
•    Cerrar el envase y agitar con cuidado para mezclar.
•    Quitar tapón y dejar reposar.
•    Repetir el proceso de mezcla 2 veces al día durante 15 días.
•    Mientras dura el proceso, el envase debe estar en lugar oscuro y seco.
•    Una vez transcurridos los 15 días, añadir el zumo de limón muy bien filtrado para darle un aroma natural…¡y listo para limpiar sin contaminar!

Para saber más, consultar el siguiente enlace:
http://aloe-ingenieros.com
Lidia Rojo de Dios
Ingeniero Técnico Agrícola

A %d blogueros les gusta esto: