El Peluquero

Un día, un florista fue al peluquero a cortarse el pelo. Luego del corte pidió la cuenta y el peluquero le contestó:
No puedo aceptar dinero. Esta semana estoy haciendo un servicio comunitario.
El florista quedó agradecido y dejó el negocio. Cuando el peluquero fue a abrir el negocio, a la mañana siguiente, había una nota de agradecimiento y una docena de rosas en la puerta.
Luego entró un panadero para cortarse el pelo, y cuando fue a pagar, el peluquero respondió:

No puedo aceptar dinero. Esta semana estoy haciendo un servicio comunitario.

El panadero se puso contento y se fue.

A la mañana siguiente cuando el peluquero volvió, había una nota de agradecimiento y una docena de panes esperándolo en la puerta.

Más tarde, un profesor fue a cortarse el pelo y en el momento de pagar, el hombre otra vez respondió:
No puedo aceptar dinero. Esta semana estoy haciendo un servicio comunitario.
El profesor con mucha alegría se fue. A la mañana siguiente, cuando el peluquero abrió, había una nota de agradecimiento y una docena de diferentes libros, tales como ‘ Cómo mejorar sus negocios’ y ‘Cómo volverse exitoso’.
Entonces un diputado fue acortarse el pelo y cuando fue a pagar y el peluquero nuevamente dijo:
No puedo aceptar dinero. Esta semana estoy haciendo un servicio comunitario.
El diputado contento se alejó. Al día siguiente cuando el peluquero fue a abrir el local, había una docena de diputados haciendo cola para cortarse el pelo gratis.
Esto, querido amigo, muestra la diferencia fundamental que existe actualmente entre los ciudadanos comunes y la gran mayoría de políticos.

Por favor, en las próximas elecciones, vota con cuidado…

Atentamente,
EL PELUQUERO

Internet
Germán

4 comentarios en “El Peluquero

  • el 08/11/2010 a las 5:03 pm
    Permalink

    ESTOY TOTALMENTE DE ACUERDO CON EL CHISTE. ¿Pero no es una pena que tengamos esa opinión de los políticos, cuya obligación es velar por el bienestar del país y al mismo tiempo del pueblo que los ha elegido y a quienes les paga muy bien?. Algunos jamás soñaron en su vida profesional ganar lo que ganan en la política, y yo pregunto ¿quienes les han adjudicado esos sueldos?Saludos. Miguel Correa

  • el 08/11/2010 a las 8:24 pm
    Permalink

    Como comento en otro artículo del presente número, deberian tener unos topes salariares y verse así afectados por las incompatibilidades al ahora de cobrar. Así pudimos leer lo que cobra al año cierta política nacional en la oposición y me parece que para lo que hace, que es criticar al gobierno, su salario es excesivo.

  • el 10/11/2010 a las 3:20 pm
    Permalink

    Este chiste ? es un claro claro exponente de ideologia fascista que , aprovechandose de la democracia, esta a socavar las libertades de los ciudadanos, buscando en cada momento las cloacas de la politica . El señor, o lo que sea, que da pabulo a estas patrañas publicitarias y que no creo sea ignorante, es un ser al que le queda bastante del posfranquismo mas radical .Si bien es cierto que dado que estamos en una situacion economica muy dificil , es mas cierto que en la ERA GLORIOSA de Franco seguramente el que esto ha escrito merendaba con Caldo y si no habia fuego lo comia en frio, algo que hoy no ocurre afortunadamente , pero bueno ,como lo mas problabe es que censureis este escrito, como me han informado, que lo habeis hecho con otros siguiendo instrucciones de la periodista directora , gran escritora de articulos como el de “Como Joden los Calamares “, nada me extraña..
    Por cierto que hace el REDACTOR que llamais EL TUCHO,¿ lo usais de Censor o de Guardaespaldas?, porque no le he visto nada escrito, el SILVA , por lo menos copia y pega , ..menos mal

  • el 11/11/2010 a las 12:49 pm
    Permalink

    Sr, Alberto, yo no estoy de acuerdo en absoluto con su comentario y le digo más me indigna que apagándose en el anonimato (no creo que se llame Alberto), tenga una falta de respecto a las personas sin venir a cuento.
    1. Le falta vd.al respecto a la persona que a escrito este articulo, si es Vd. democrático a de admitir que otros tengan ideas diferentes a las suyas
    2. Con su frase: “como lo mas problabe es que censureis este escrito, como me han informado,” yo como usuario del centro, me siento molesto y no estoy manipulado por nadie para contestarle a Vd.
    3. No tiene vd.ningun derecho a faltarle al respecto a las personas que cita en su escrito amparándose en el anonimato.Justamente gracias a las personas que vd.cita, se realizan en el centro muchas cosas positivas una de ellas es la creación de esta revista digital, que me permite infórmanos y hacer comentarios positivos ó negativos, pero sin faltar al respecto a las personas como lo hace Vd.
    4. No tengo inconveniente en hablar con Vd. mi nombre es verdadero y disfruto del centro en donde me podrá Vd. encontrar
    Emilio Matilla Fernández

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: