“El miedo”

el miedoEl gran enemigo de la humanidad es el miedo. Mientras menos miedo tengas, más salud y armonía tendrás. Mientras más miedo tengas, más problemas, de un tipo o de otro, aparecerán en tu vida. El único problema real de la humanidad se reduce a librarse del miedo.

Cuando uno no le teme en absoluto a una situación, esa situación no le puede afectar.

Claro, hay que recordar que el miedo existe a menudo en el subconsciente, sin que uno necesariamente advierta su presencia. La mejor prueba de que uno se ha librado del miedo ante una cuestión particular, es una sensación de alegría y felicidad ante esta cuestión.

Lo que hay que recordar, sobre todo, es que el miedo es un engaño. Llámelo “engaño” y desaparece.

Hace varios años ocurrió un incidente curioso en Holanda.

“Un león se escapó de un circo ambulante.

No muy lejos, una ama de casa cosía en la sala de su vivienda, cerca de una ventana abierta.

Súbitamente, el animal saltó al interior, pasó junto a la mujer como un relámpago irrumpió en el comedor y se refugió en la alacena triangular bajo la escalera. La asombrada mujer creyó que se trataba de un burro.

Indignada por las huellas de lodo que había dejado el animal en el limpio suelo, lo persiguió hasta el armario, donde se hallaba entre escobas y cacerolas, y lo golpeó sin piedad con una escoba.

El animal temblaba de terror, y la enfurecida mujer redoblaba la fuerza de sus escobazos.

Entonces llegaron cuatro hombres, con armas y redes y capturaron a la bestia. El aterrorizado león no opuso resistencia, estaba feliz de haber escapado a la amenazadora dama.

Cuando la buena mujer descubrió que se había enfrentado a un león, se desmayó y estuvo enferma durante varios días.

Esta historia ilustra perfectamente el desmoralizador poder del miedo.

El ama de casa dominó por completo al león mientras creyó que era un asno, y mientras lo trató como un asno, el león creyó que era muy poderosa y le tuvo un miedo terrible.

Cuando la mujer descubrió su error, la vieja creencia de la humanidad en el miedo regresó y aun cuando se hallaba perfectamente a salvo, reaccionó de acuerdo con la tradición de la raza”.

Ø Desecha el miedo.

Ø Concentra tu energía en tus metas y otros problemas se resolverán por sí solos.

Ø El que teme no consigue lo que quiere.

Redacción

(Cosas que circulan por la Red)

Un comentario en ““El miedo”

  • el 27/07/2013 a las 7:51 pm
    Permalink

    ¿Quién no tiene miedo? Quien afirme tal cosa, miente. Lo llevamos en la sangre desde tiempos ancestrales y ello nos ha permitido sobrevivir como especie hasta la actualidad. Todos los que no lo sintieron han, hablando en plata, palmado.En mi opinión, se trata más bien de no dejarse paralizar por él, de no permitir que nos atenace. No debemos ser rehenes del miedo, solo llevar un poco en los bolsillos sin apenas darnos cuenta de su peso. Unos gramos de miedo pueden ser muy útiles para obrar prudentemente. Aunque es más fácil decirlo que hacerlo.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: