“Cinco despedidas de seres que dejaron huella”

playadelosdioses

Pues sí. En este mes primaveral por excelencia, se han despedido de nosotros cinco personas que, de una manera u otra, dejan huella en las vidas de muchos de sus contemporáneos.

Marivi_Bilbao1El día 3 miércoles, a los 83 años, la divertidísima Mariví Bilbao, ¿quién no se acuerda de la fumadora empedernida de “Aquí no hay quién viva” o la vecina alocada de “La que se avecina”.

Seguramente que la mayoría de nosotros la recordamos en esas series,  aunque Mariví trabajó en teatro y obtuvo diversos premios como reconocimiento a sus diferentes interpretaciones. La recordaremos porque con su lengua afilada y su desparpajo nos hacía reír a todos.

Bigas_Luna_-_Seminci_2011_(1)El día 6 de la misma semana, Juan José Bigas Luna, director de películas como “Jamón Jamón” en la que pudimos ver a una pareja muy de moda en la actualidad; Javier Bardem y Pe Cruz con la que obtuvo el premio “León de Plata” en el festival de Venecia y de otras películas de las que destaco: “Yo soy la Juani”, “Las edades de Lulú”, “Volaverunt” y su debut con “Tatuaje”, basada en la serie de Pepe Carvalho detective creado por el fallecido Vázquez Montalbán. Todos a los que nos gusta el cine español lo echaremos en falta.

Pero el lunes día 8 tres personas muy diferentes nos dijeron adiós.

saraLa primera fue sex-simbol de mediados de los años 50 y la década de los 60, quien tuvo el mérito de ser la primera artista española que se hizo un hueco en Hollywood años antes. A su regreso a nuestro país protagonizó la película “El último cuplé”,  que con sus canciones de años atrás gustó a jóvenes y viejos, los primeros atraídos por la belleza sensual de Sara Montiel y los segundos porque les recordaban los pícaros cuplés de su época. Para mí fue una gran vedette que no supo envejecer, pero hay que reconocer que supo imponer un estilo en una época en la que en las películas españolas las mujeres tenían que ser “modositas”. Ella llegó con su “sex-appeal” y marcó un hito en el cine español.

Margaret-ThatcherEl segundo fallecimiento fue el de una mujer que por su carácter férreo mereció el sobrenombre de la “Dama de hierro”.  Fue considerada la líder más enérgica del ala derecha del Partido Conservador Británico.  Margaret Hilda Roberts que estudió  Ciencias Químicas y trabajó varios años como investigadora, se casó con Denis Thatcher, quien la introdujo en la política. Ganó un escaño en la Cámara de los Comunes y más tarde fue nombrada secretaria de Estado para Asuntos Sociales, más adelante ministra de Educación y Ciencia. Durante su ministerio abolió la normativa que ordenaba la distribución gratuita de leche en las escuelas, provocando la primera oleada de protestas de su carrera política.

En 1975 consiguió desbancar a Heath y hacerse con la dirección del partido y en 1979 logró que los conservadores llegaran al poder ocupando el cargo de primera ministra de 1979 a 1990 siendo la primera mujer que lograba este puesto en Europa. Su gobierno se destacó por tener una política neoliberal privatizando empresas estatales, recortar los servicios sociales, estudiar la renegociación para la participación de U.K. en la CEE y la abolición del poder sindical. Logró disminuir la inflación y mejorar la cotización de la Libra Esterlina. Pero también disminuyó la producción industrial con el consiguiente aumento del paro, (¿Quién no ha visto alguna de las estupendas películas inglesas de la época en las que se narran las vicisitudes de los parados de larga duración?).  Naturalmente su política fue cuando menos controvertida ya que tuvo sus defensores y detractores, estos últimos entre las clases trabajadoras que sufrieron su rigurosa política. Unos le llevaron flores y otros celebraron brindando con cerveza su fallecimiento, pero ella ya en sus últimos tiempos no se enteraba de nada, ni seguramente recordaba la época de su duro mandato aquejada de una demencia senil que la mantenía alejada de todo.

josé Maria Sampedro.2

Y por último el mismo día 8 falleció José Luis Sampedro. Economista, escritor y docente. Nació en Barcelona en el año 1917 de una familia de variada procedencia geográfica y cultural; su padre nació en La Habana, su abuelo en Manila, su madre en Argelia y su abuela en Lugano. Cuando tenía cinco años la familia se trasladó a Tánger en donde nacieron sus hermanos. Fue reclutado por el bando republicano y más tarde se incorporó al bando contrario pero como él diría: En abril de 1939 comprendí que no habían ganado los míos. ¡¡¡Ni los unos ni los otros eran los míos!!!

En el año 1951 fue nombrado asesor del Ministro de Comercio periodo durante el que escribió sus dos primeras obras de economía “Principios prácticos de localización industrial” y “Efectos de la unidad económica europea”. En 1955 fue nombrado Catedrático de Estructura Económica, hasta 1969. Al ser expulsados de la Universidad los profesores Aranguren y Tierno Galván, él y otros profesores se les unieron creando el Centro de Estudios  e Investigaciones (CEISA) que tres años más tarde cerró el gobierno. Compaginó la actividad docente con la de economista en el Banco Exterior.

En 1968 fue designado “Ann Howarth Shaw Lecturer” en la universidad norteamericana “Bryn Mawr College”. A principios de los setenta aceptó un puesto de profesor visitante en las universidades de Salford y Liverpool. En 1976 ocupó el cargo de asesor Económico de la Dirección de Aduanas en el Ministerio de Hacienda e impartió cursos en la Escuela Diplomática, Instituto de Estudios Fiscales y en la Universidad Autónoma de Barcelona. Fue elegido Senador por designación real.

En 1980 tras el nacimiento de su único nieto, Miguel escribió su novela más leída, “La sonrisa etrusca”. Al año siguiente publicó “Octubre, octubre” que él calificó como su testamento vital.

Se unió y apoyó las protestas del movimiento 15-M prologando el libro de Stéphane Hessel “Indignaos” y publicando un capítulo del libro “Reacciona” titulado “Debajo de la Alfombra” en el que se dirige a los jóvenes y no tan jóvenes para explicarles claramente cuál es la situación económica del país en que vivimos y aconseja a los jóvenes cambiar el rumbo de la nave para que las cosas mejoren y lograr un futuro mejor porque como él dijo: El tiempo no es oro, el tiempo es vida.

Gloria

Un comentario en ““Cinco despedidas de seres que dejaron huella”

  • el 19/04/2013 a las 9:58 am
    Permalink

    Como decía el Sr. Sampedro, el tiempo no es oro, ni tampoco es camino, como decía Don Antonio, tal vez la vida sea un tiempo que va marcando el reloj, cuando tu tiempo se acabe, tu camino terminó. Un gran hombre, una pena que se haya ido. Saludos, M. Correa

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: