El Matrimonio y la empresa

Todo matrimonio es una sociedad de bienes y por lo tanto, una empresa que como tal tiene que tener los objetivos claros de saber que es lo que quieren crear. Independientemente del amor o afecto, también tiene que haber claridad de ideas sobre lo que es primero y lo que viene después. Como toda empresa, debe ser el más preparado el que se encargue de la dirección y cada uno saber en que papel se encuentra más a gusto. El no tener claras estas funciones y al no tirar ambos del mismo cabo, en la misma dirección, es una de las claves de que muchos matrimonios y por lo tanto empresas, no tengan éxito. Es necesario fijar un objetivo común hacia el cual encaminar ambos los pasos. Si uno mira por los dineros de la empresa y el otro los despilfarra, esa sociedad no puede durar. Debe manejarse el gasto conforme a los ingresos y procurar por todos los medios de no gastar más de lo que se ingresa, de este modo nunca habrá crisis. Esta situación dará un conocimiento real de lo que la empresa produce y obligará a los que la formen a la mejora constante de si mismos y por lo tanto de la empresa.

Si uno busca la mejora continua de si mismo para aportar más ingresos y el otro no lo apoya y lo critica negativamente, esa sociedad no irá muy lejos. Si todas las propuestas de innovación son rechazadas sin ser probadas, una vez analizada su viabilidad, no es posible avanzar. No se puede tener el enemigo en casa. No solo se unen los cuerpos también las mentes y el perdón por los errores, ya que hay tantos caminos como personas y todos aprendemos a través de los estudios realizados y de nuestros errores a la hora de poner esos conocimientos en práctica. Deben entender que ambos deben esforzarse por la consecución de una existencia mejor y para eso ambos deben caminar en la misma dirección y presentar un frente común. La confianza y el apoyo moral harán de esa empresa, una empresa envidiable.

Miguel Correa
15-07-11

Un comentario en “El Matrimonio y la empresa

  • el 18/07/2011 a las 8:26 pm
    Permalink

    Miguel,no estoy nada de acuerdo con tú articulo, aunque me taches de romántico, lo que yo creo que debe haber en un matrimonio es:MUCHO AMOR ,MUCHA COMPRENSION , MUCHO RESPECTO, Y MÁS AMOR. Creo que si hay esto se cumplirá con creces lo que dices en tú última frase: “ La confianza y el apoyo moral harán de esa empresa, una empresa envidiable.”

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: