El inicio de una nueva vida.

feto_vidaLes voy a contar a ustedes de que manera he nacido yo, bueno, me supongo que como todo el mundo, aunque bien pensado, como todo el mundo no, pues ahora con las nuevas técnicas hay otras maneras de fecundar a una mujer que no pueda Embarazar normalmente ¡cosas de la ciencia!

El caso es que un día cualquiera se formó un lio tremendo.

¡Qué lio se formó!. Los espermatozoides a montones, luchando por ver quién llegaba primero a fecundar el óvulo y como no podía ser menos, ganó el más inteligente, el más guapo, en fin el mejor mozo y así salí yo.

De momento soy muy poquita cosa, por eso no puedo opinar, pero ya les iré relatando mis sensaciones de esta vida que se está iniciando.

Han pasado unas semanas y noto como mi cuerpo va cambiando y empieza a percibir los ruidos externos. Distingo la voz de mi madre que me habla cariñosamente y siento también el calor de sus manos cuando me acarician. ¡Cómo me gusta!. El otro día, sin darme cuenta, le di una patada y temí haberle hecho daño por la exclamación que escuché; pero no, fue de alegría.

Entonces sentí como otras manos me acariciaban, eran las de mi padre, recias y fuertes.

Me gusta cuando mi madre me canta nanas, aunque francamente no es lo suyo, así no se ganará la vida, porque lo hace de mal…¡Pero no me importa! me gusta escuchar su cálida y dulce voz.

A veces la música que oigo, creo que se llama clásica, de Mozart o algo así, me relaja muchísimo.
¡Me siento muy a gusto en este líquido tan calentito!. Pero lo malo es que conforme voy creciendo el espacio se me está achicando y la verdad, es que me encuentro un poco incómodo y de vez en cuando, mi pobre madre tiene que aguantar mis codazos y mis patadas.

He tenido un cambio de postura muy raro, no sé lo que puede significar. Ha pasado un tiempo y estoy notando que desaparece el líquido en el que me encontraba tan a gustito y siento como una fuerza misteriosa me empuja hacia no sé dónde.

Allá, a lo lejos, veo una tenue claridad, creo que llegó el momento de mi salida al exterior. Unas manos recias, me sujetan y me cambian de posición y al fin: Fuera. Me colocan sobre el pecho de mi madre, la cual con una voz tenue me dice: ¡Bienvenido!

ESTRELLA

Un comentario en “El inicio de una nueva vida.

  • el 14/06/2010 a las 10:31 pm
    Permalink

    Delicioso relato, original forma de relatar el milagro de nacer con ese punto de vista tan subjetivo e interior.
    Un abrazo.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: