El cuento del burro

“Los cuentos sirven para dormir a los niños y despertar a los mayores”

Me gustaría compartir con todos y todas este cuento de autor desconocido, recogido en libros  y que  circula por Internet.

Un día, el burro de un granjero cayó a un pozo. El animal estuvo horas y horas rebuznando lastimeramente, mientras el hombre cavilaba sobre qué hacer. Por fin decidió que el animal era viejo, y que de todas maneras había de cegar el pozo; no valía la pena sacarlo de allí.

De manera que llamó a todos sus vecinos para que vinieran a ayudarle. Todos cogieron palas y empezaron a tirar tierra al pozo. Cuando el burro se dio cuenta de lo que estaban haciendo, empezó a dar unos chillidos horribles. Y luego, ante el asombro general, se calmó. Unas cuantas paladas más tarde, el granjero miró al fondo del pozo. Y se quedó asombrado por lo que estaba viendo. El burro se sacudía la tierra del lomo y subía por el pozo sobre el montón creciente.
Los vecinos del granjero siguieron echando tierra sobre el animal, y cada vez se la sacudía y subía otro poco. En poco tiempo, el burro llegó al brocal, salió del pozo y se fue trotando tan feliz.
La vida le tira tierra encima… todos los tipos de tierra. El truco para salir del pozo es sacudírsela de encima y subir un paso. Cada uno de nuestros problemas es un escalón. Podemos salir de los pozos más hondos si no nos detenemos, si no nos rendimos nunca. Sacúdase y suba otro poco.

Recuerde estas cinco sencillas reglas para ser feliz :

1. Libere su corazón del rencor – Perdone.

2. Libere su mente de las preocupaciones – La mayor parte nunca se materializan.

3. Viva con sencillez y valore lo que tiene.

4. De más.

5. Espere menos

Carmen

3 comentarios en “El cuento del burro

  • el 08/05/2012 a las 10:16 am
    Permalink

    francamente un cuento muy ilustrativo.

  • el 10/05/2012 a las 1:45 pm
    Permalink

    Magnífica enseñanza que nos indica que la vida es un esfuerzo contínuo de superación. Los problemas son piedras en el zapato, solo tenemos que descalzarnos y ya está. Seamos optimistas. Enhorabuena por una historia tan corta con ese mensage tan contundente. Saludos, Correa

  • el 14/05/2012 a las 10:30 am
    Permalink

    Una fabula muy buena necesaria para la vida. Golpe a golpe es la manera de que podamos avanzar.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: