El Club Bilderberg

bilderberg1.jpg2

Yo no sé si todo lo que leí, para preparar este artículo, será en su totalidad cierto o en un porcentaje menor, pero de todas formas me siento muy impresionada por lo que descubrí en Internet y también preocupada ya que, según los artículos que he consultado, no somos libres, hay libros escritos sobre el tema, al final os daré una bibliografía, pero también hay opiniones contrarias que no dan mucha credibilidad a todo lo que se dice de ese Club. Procuraré escribir un pequeño resumen, encontraréis más información en Google si os interesa.hotel_bilderberg.jpg2
Todo empezó en un hotel de la localidad holandesa de Arnhem. Joseph Retinger, emigrante judío polaco y consejero político, estaba preocupado por el antiamericanismo en Europa Occidental, propuso una conferencia internacional en la cual los líderes de opinión de países europeos y de los Estados Unidos se reunieran para promover el entendimiento de las dos culturas. Invitó al Principe Bernardo de Holanda y al primer ministro belga Paul van Zeeland. La lista se hizo convocando a dos invitados por cada país, uno en representación de los conservadores y otro a los progresistas.
La primera reunión se celebró en el hotel Bilderberg, sito en la ciudad holandesa antes citada, de ahí se les llama el Club Bilderberg o Grupo Bilderberg.
Según otra versión fue la CIA la que los convocó, no sólo a políticos sino también a los grandes banqueros occidentales, dueños de medios de comunicación, grandes empresas y a la realeza europea. Los Rockefeller, Henry Kissinger, la casa real de Holanda y muchos más que irán apareciendo, también españoles. Eso sí la reunión tuvo lugar el 29 y 30 de mayo de 1954 en el hotel Bilderberg. Y aún encotré una tercera, según ésta fue un Rokefeller el dueño de la idea de unificar todos las naciones, política, económica e ideológica, Bayer__63469.jpg2gobernada, por supuesto, por las grandes fortunas, dueñas ya de casi todos los bienes del planeta. ¿Cual es la verdad?, es tal su secretismo que ellos no nos lo van a desvelar, ¿Una mezcla de las tres?, yo creo que empezó con una unión de los poderes para acabar con el comunismo y luego, según mi opinión , le seguiría la tercera. Cada uno que saque su conclusión.
Sus componentes se reúnen una vez al año en un país distinto de Europa o América del Norte, por supuesto en hoteles de cinco estrellas alquilados totalmente para ellos. La prensa no tiene ningún tipo de acceso. Sólo se puede asistir mediante invitación, son cerca de 130 invitados, considerados de gran influencia en los círculos empresariales, académicos y políticos. En sus manos, se calcula, está el 52% del producto mundial.
Nadie informa de lo que allí se debate, no hay fotos oficiales, se celebra en una atmósfera de estricto secretismo. Presidentes de Siemens, Bayer, Deutsche Lufthansa, Carlsberg, Renault, Nokia, Fiat, Pirelli, Vodafone, BP, Ericson y Nestlé entre otras multinacionales, participan en esos encuentros.
Coca-Cola__51567.jpg2Son los dueños del Mundo, tienen en su poder los grandes bancos, las grandes multinacionales, nombradas anteriormente, que se fueron haciendo cada vez más poderosas al ir anexionándose otras más pequeñas, despidiendo a los empleados que según ellos sobraban, creando paro y pobreza. Controlan también los medios de comunicación más importantes, por no decir casi todos; ¿a que conduce este control?, fácil, las noticias se tergiversan, vemos lo que ellos quieren que veamos; programas alienantes los cuales, si no eres crítica, no te dejan pensar ( ahora proliferan los “rosas” y los “grandes hermanos”, “ mira quien baila”, etc. Yo echo de menos obras de buen teatro, tertulias literarias, debates serios y también programas como” La Clave” seguido de una buena película. A éste grupo no le interesa que la gente sepa pensar por si misma, no le interesa la educación de los pueblos; su finalidad es El Pensamiento Único”. Un 70% de la población mundial no lee un sólo libro
Quieren gobernarlo TODO, unificar el poder político, el poder económico, el poder sobre las mentes, un poder absoluto, una TIRANÍA
fiat.jpg2En 1975, cuando Franco murió, en España entraría la monarquía, había dos candidatos a ser Rey, Don Juan Carlos de Borbón y Don Alfonso de Borbón, primo del anterior,”ELLOS” decidieron que el próximo monarca español sería Don Juan Carlos, aunque en realidad debería ser su padre Don Juan, pero a Franco no le simpatizaba

En el año 1989 el Club se reunió en la isla da Toxa, los recibió Felipe González, hoy miembro del Club
Pretenden mantener tres monedas únicas: el euro, el dólar y el yen. Un único ejército mundial. Y esto ya casi lo lograron, poseer todos los recursos naturales de la Tierra. La pobreza que padece nuestro planeta, si ellos lo decidieran desaparecería, no les interesa, necesitan esclavos, todo lo que se oponga a sus fines desaparece. Hermosos valles arrasados porque los “ señores de la tierra” deciden instalar 2010_bilderberg_gig.jpgSitgesallí una planta de cualquier material contaminante, la gente no puede sembrar, y ¡a ellos que les importa!, que vivan de los residuos que otros desechan.
Lo único que les une es la ambición por el poder y el dinero. Son el poder absoluto, la tiranía absoluta.
Según el coordinador de EUiA, Jordi Miralles” Es el Club de los especuladores y de la opacidad, que quiere determinar, al margen de la política y de la democracia, lo que tienen que hacer los pueblos y los países de todo el mundo”
¿Qué hay que ser para pertenecer al Club?, nada, el poder pertenecer está en el momento de nacer, esto es la cuna pertenecerá a un descendiente de los” Amos de la Tierra”.
Datos sacados de Internet.
vodafone-logo111.jpg2Bibliografía
El Club Bilderberg: los amos del mundo—Cristina Martín Jiménez
La verdadera historia del Club Bilderberg… Los secretos del Club Bilderberg– Daniel Estilin.

La primera fotografía es del hotel Bilderberg, el otro hotel es el de Sitges. Lo demás no es propaganda, en tal caso negativa
Buena semana.
Ángeles

6 comentarios en “El Club Bilderberg

  • el 15/06/2010 a las 11:50 am
    Permalink

    Club Bilderberg, encuentro anual de “colegas”.
    Sitges, es población de alegres carnavales una vez al año y de hedonistas placeres de la carne en las cálidas noches de verano. Hace poco, se reunieron en esta población del litoral catalán los del Club Bilderberg. Eso sí, un poco apartados de la conocidísima calle del “pecado”, que es bulevar de placer y de dejarse ver y mirar más que de esconderse. Estos, son los que cortan la tarta de nuestras futuras ilusiones más deseadas o los temores de nuestro incierto mañana, y son muy discretos y misteriosos, donde los ingredientes más importantes para ellos son el poder y el sonido y crujido a metal del dinero. Los del Bilderberg, estuvieron por allí haciendo su propia alquimia, de su propia levadura que fermenta las escayolas del molde de la riqueza mundial. Donde, el ingrediente más importante y que dicta el acento, es la opulencia y copiosidad con la que se muestran. De adorno y gala para los ricos y de sombras desaliñadas para los pobres.
    En principio, esto de el Club Bilderberg es como una asociación secreta de prodigiosas mentes, que se ve, que piensan y discurren que es un portento de adivinancia y profecías de futuro y discutible porvenir. Se elevan con la imagen en que se ven, y gozan con un falso deleite de lo que probablemente no es. Sembrando semillas de donde germinará un venidero futuro hecho a escuadra y cartabón, labrando nuestra verdad más venidera a corto plazo y marcando ellos el camino. Un sólo y único camino, que es paraíso de unos cuantos y privilegio de otros pocos. Y de los que van de invitados, la mar de contentos y embriagados, de revolcarse en el charco al que son convocados por rigurosa invitación. Los del Club Bilderberg presumen de tener el alma de pulido y reluciente oro. Asociación ésta de arcanos misterios, místicos y científicos a la vez. Algo secreto y muy selectivo, de unos pocos elegidos que creen que pueden detener el tiempo para iluminarnos con su luz, que desde fuera, tira más a umbría y tiniebla de oscura gruta de eclipse turbador, que a deslumbrante oráculo y predicción de profecía de arreglar este desorientado mundo.
    Pero los que somos del pueblo llano y trabajamos, -más por necesidad que por costumbre-, no tenemos ese privilegio de reunirnos en alojamientos faraónicos y de lujos “saudíes”. Los mileuristas, no nos congregamos en lujosos hoteles escoltados por ángeles armados ni alambradas de fuego. A nosotros, los de paso discreto y caminar de a pie, nos vale la tasca de toda la vida. Con el mantel a cuadros, copita de anís del Mono y pincho de tortilla.
    Entre los asistentes a estas conferencias, acuden los mecenas más iluminados por la vara subjetiva del poder más tenaz e inexpugnable, que pretenden ordenar el microcosmos social, cubiertos con un sólido techo opaco de mármol que no deja pasar el sol. Muy amigos del silencio, visten trajes que lucen como túnicas invisibles de pureza ortodoxa y lujosas galas. De mudas palabras, casi calladas, casi enigmáticas. A puerta cerrada se pueden disimular mejor los errores. Porqué, la verdad envuelta en secretos, pasa con más disimulo. Una verdad cerrada como un nudo y bajo una muda elocuencia de una savia fecunda que ellos, y sólo ellos, perciben como un patrimonio de los ricos, sin mayor disimulo y sin esconderse de su pintoresca leyenda. El alma se funde como lava en el agua. El miedo y el dolor también se funden y se derriten. ¡Qué importa si después el pueblo no sabe a qué puerto se dirige navegando por ignorados rumbos sin sextante que le sirva de lazarillo que lo oriente!
    Estos del Bilderberg llevan como presente delicado el “saber estricto” en bandejas de plata. Y cada año, se reúnen una vez en su “nave nodriza”, que suele ser hotel descaradamente fastuoso, y no posada de viajantes más humildes y de modesta sencillez y sobriedad. Pensando un poco en la vanidad no les iría mal. Esto de reunirse en guarida oscura y aposentos sellados con candados de plomo, es cosa de mala educación y desprecio al pueblo trabajador que suelen ser gentes más sencillas y discretas. La mayoría, probablemente nunca estuvo en la mina de picador. Eso es verdad. Y, si no eres de la élite global ni banquero suntuoso, se ve, que no te dan conversación ni trato de afiliado. El rostro tras la máscara escondido siempre tiene algo que ocultar, y no suelen hacer públicas sus conclusiones, para que los demás no sepamos el propósito de sus quimeras y propósitos de futuro.

    En el pozo del agua estancada cada sombra tiene su cuerpo, y cada gota de agua su sabor más amargo. Desde arriba, en el torreón del castillo, se ven las cosas mucho más pequeñas, agrandando la visión integral de su descarada arrogancia adherida a su piel. ¡Que el metal es frío y el corazón caliente!, y en sus tinajas del beber sacian su sed, su vaso llenan de néctares sabrosos que es elixir de la opulencia. De sus aposentos, se asoman opacos ventanales donde no entra ni sale la luz. Pozo oculto, que nunca el agua refleja por carecer de la claror natural, de colores luminosos y brillantes.
    Los concurrentes a estas reuniones hacen promesa de discretos, y el rostro tras la máscara siempre escondido tampoco es que de mucha confianza. Aunque en contrapartida, muy secretos tampoco son, porque salen en todos los medios anunciando la dieta del conocimiento. Dando una imagen de muy suyos y guardianes de sus misterios.

    Algunos, con mala intención, les llaman “grupo de “frikis eruditos y con dinero”. ¡Que cosas! El año que viene que vayan la Esteban y la Patiño como ilustres invitadas- Más que nada, para dar salsa y desconcierto, y para avivar el fuego de esta inflamable hoguera de tanta sabiduría encerrada y hermética.
    En un mundo en donde ellos sueñan despiertos, donde la piedra del oro y la riqueza es la respuesta remota del futuro. Como una flor helada, muda y sigilosa que no aromatiza a nada, que es insípida y muerta de esencia. Triste cárcel puede ser el excesivo poder. Pues la soledad más aislada suele ser patrimonio para los escritores o los desgraciados. Igual, estos del Bilderberg solo son espectros que duermen de día, almas que vagan en la noche con sus misterios como excusa. Como el demonio, que anda a la caza de almas perdidas cuando cae el ocaso a la hora del crepúsculo. Carentes de soluciones viables, y más enigmáticas que prácticas y efectivas, murmuran entre ellos. Menos pragmatismo sería como un rayo de luz en sus sigilosos y misteriosos rostros.
    “Don callado” es la discreción, y “Don Dinero”, su doctrina más hermética. Con su propia orden de caballería: “que calladitos están más guapos”, tienen prohibido hablar con la prensa. Es la roca que se construyen ellos mismos, y que se elevan con la imagen que contemplan y gozan con una sabiduría que igual no es, o no acaba de ser. Pues ya Platón, en sus Jardines de Academos, no era tan escrupuloso ni tan desconfiado, y todos podían decir la suya y compartirlo luego con quien más quisiesen, que tampoco pasaba nada. Es lo que tenía la magia y la bondad de aquellos pensadores del romanticismo Griego.
    Aunque nada sepamos del destino, ni seamos solventes en profecías clarividentes, nuestra esperanza puede que sea una enferma, pero sabe mi esencia, que ingenuamente se vive mejor y más años, que rodeado de suntuosos metales y espejos de reflejos narcisistas. Quien quiera al hombre falto de dinero que mire hacia el pueblo, que se suele conformar dándole aliento y un poco de cariño. Como le pidió en la canción Jonnny Guitar a Joan Crawford: “Dime que me quieres aunque sea mentira, pero no me hagas que piense que todo eso que sientes es todo cierto”.
    La sabiduría debería ser algo más universal, algo que se tendría que compartir y distribuir sin tantas excusas para el gran negocio de salvar el alma universal. Pues ya decía Epicuro de Samos: “Una vida libre no puede conseguir muchas riquezas, porque esto no es fácil de hacer sin dar cabida al servilismo de la turba o de los poderosos”.
    A un banquete se sientan los tiranos y la sed sacian con vaso de sobremesa, y no, en taza sobria que hierve y quema viva la garganta de cristal que cuelga del hilo del que más necesita. Se puede matar a un pobre fácilmente, solo es cuestión de acertarle. La codicia es como el horizonte, que no acaba nunca y no tiene ni principio ni fin. Probablemente, en estas reuniones no se esmalte la piedra, sólo se le pulan sus cantos.
    Sergio Farras, escritor tremendista.

  • el 16/06/2010 a las 12:26 pm
    Permalink

    Señor Farras, ha escrito usted un buen resumen,certero y con un gran sentido del humor . Le felicito. Lo que siento es haber pasado tanto tiempo preparando mi artículo durante casi toda la semana, hubiera sido mejor que usted nos hubiera enviado el suyo a la revista y yo hubiera disfrutado de más tiempo libre. Recuérdelo si quiere que sus artículos salgan publicados, y éste es bueno, no dude en enviarlos y el equipo de redacción les daremos el visto bueno, si procede. Sin más mi enhorabuena. Ángeles

  • el 17/06/2010 a las 10:30 pm
    Permalink

    Estimada amiga Ángeles, Me ha hecho mucha ilusión que les haya gustado mi artículo. Un placer colaboar con vosotros. Un saludo dessde Barcelona.

    Sergio Farras, escritor tremendista.

  • el 17/06/2010 a las 10:38 pm
    Permalink

    Estimada amiga Ángeles, Me ha hecho mucha ilusión que les haya gustado mi artículo. Un placer placer colaboar con vosotros. Un saludo dessde Barcelona.

    Sergio Farras, escritor tremendista.

  • el 19/06/2010 a las 9:57 am
    Permalink

    Como dice Ängeles, mi enhorabuena a Sergio Farras por su delicioso comentario, entre prosa poética y escrito literario. Como escritor tremendisca con qué se califica su artículo podría muy bien parecerse al tremendismo de Nietzshe aunque no a su locura. Felicidades. Ceneme

  • el 21/06/2010 a las 8:16 pm
    Permalink

    Estimado Miguel, muchas gracias por tu comentario. Nada más me place que las palabras se ordenen para dar mensaje que agrade. De este mundo confundidor, pero tan bello como emocionante es saberlo vivir. Un abrazo desde Barcelona.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: