El Ahorro

El otro día, hablando con unas amigas (más o menos de mi edad) salió el tema de las pensiones y me decía que desde que falleció su marido no es capaz de ahorrar nada, que apenas le llega para acabar el mes, tiene una asistenta dos días a la semana y entonces me decía que entre lo que le pagaba y lo que se gastaba en productos de limpieza, bueno que es la ruina, me hizo mucha gracia, lo de los productos de limpieza y pensé: ¡qué exagerada!

Al día siguiente me acordé del tema y fui a ver en la alacena debajo del vertedero, donde se guardan los productos de limpieza y empecé a sacar uno por uno, limpiacristales, desengrasante, lavavajillas, azulejos, limpia horno, liquido vitrocerámica, suelo baldosa, suelo tarima, loza baño y para la lavadora detergente, suavizante y para la ropa blanca un blanqueador, luego está rollo papel cocina, aluminio y transparente por no comentar papel del baño como es natural, caja clínex, y seguramente que me olvidaré de algo más pero bueno, da lo mismo

Yo me pregunto ¿cómo vamos a ahorrar con todo ese despilfarro?

Mi madre los muebles de madera barnizados los limpiaba con un paño mojado en agua con un chorro de vinagre, el paño bien escurrido y hace poco un ebanista que vino a mi casa y me vio limpiar con “Pronto” me dijo que esos limpiadores estropeaban la madera y lo mejor era el vinagre con agua, la verdad es que quedé sorprendidísima y me hizo recordar lo de mi madre, los cristales se limpiaban con agua jabonosa, luego un paño para quitar bien el jabón y a continuación papel de periódicos y hay que ver que brillantes y transparentes quedaban. Todo era así en aquel entonces, jabón lagarto para la ropa, lejía para limpiar y desinfectar a fondo y para los suelos y cocina jabón de pintas, que una temporada se traía mucho de Portugal. El papel del wáter solamente había uno que era El Elefante, al lado del rollo había una alcayata donde se prendían los papeles finos de envoltorio que se ponían allí para aprovecharlos, como ven eso era ahorrar. A la ropa blanca después del clareo se pasaba por agua con añil que le daba un color blanco muy bonito.

Pues si, esta era la vida de antes y las casas y las ropas limpias y relucientes sin tanto gasto como ahora. Yo no tengo nada en contra de todo esto, pues también uso los productos que ofrece el mercado pero tenemos que reconocer que nuestro presupuesto mejoraría bastante si nos lo propusiéramos

Gracias.

ESTRELLA

3 comentarios en “El Ahorro

  • el 24/01/2011 a las 2:42 pm
    Permalink

    Estrella, es muy cierto lo que dices. Me asombra la cantidad de productos que tenemos destinados a la limpieza, cuando con un solo producto casi podríamos hacerlo todo. Tendríamos que enterder el tipo de superficie que queremos limpiar y reducir la agresividad del producto con agua. Hay detergentes lavavajillas que vienen muy diluidos, con un 6 % de materia activa, mientras otros traen un 40%, Esa es la diferencia. Miguel Correa

  • el 24/01/2011 a las 10:02 pm
    Permalink

    Muy bien Estrella este artículo. Tienes toda la razón, compramos demasiados productos que contaminan y, como es mi caso, me destrozan la piel. Así que opté por jabón Lagarto diluido para todo. Es barato y el resultado óptimo y, además, no contamina tanto ni destroza la piel. Gracias. Un excelente artículo.
    Alex

  • el 25/01/2011 a las 11:36 pm
    Permalink

    Que curioso ¿verdad?, hay soluciones faciles pero la publicidad y al mercadotecnia nos impulsa a comprar cosas que podriamos evitar y usar otras mas naturales y ecologicas…pero sera predicar en el desierto de los escaparates; un fuerte abarzo.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: