"Día Europeo de la Solidaridad entre Generaciones"

El 29 de Abril es el Día Europeo de la Solidaridad y Cooperación entre Generaciones (Padres, hijos y nietos). Esta jornada está dedicada a respetar y darle más cariño a nuestros mayores y a no dejarlos en un segundo plano, tanto en la sociedad como en la familia, con el fin que haya buena sintonía, mejor convivencia en el hogar, un entendimiento mutuo y mayor conexión entre las distintas generaciones sobre todo con los adolescentes que son los más conflictivos.
A pesar de la diferencia de edad la relación abuelos-nietos puede ser muy enriquecedora y saludable para ambos.
Nuestros mayores les pueden dedicar más tiempo y ser menos exigentes que lo fueron con sus propios hijos al no poder disfrutar de ellos por motivos laborales. Esta relación resulta más gratificante para ellos, se sienten acompañados y queridos por los pequeños que ven en sus abuelos esas personas cariñosas que los protegen, ayudan, miman y son más comprensivos con ellos que sus padres.
Además de estas ventajas hay otros beneficios que los resumiré en dos apartados:
Pueden juntos: aprender y crecer
Con respecto al primer apartado de aprender juntos:
– Los abuelos que conviven con sus nietos, se quitan años de encima, es como una 2ª juventud para ellos al pasar tiempo con alguien más joven les aporta más vitalidad y alegría.
– Los mayores pueden aprender mucho de sus nietos como: manejarse por internet, utilizar las cámaras digitales y otras tecnologías que ellos dominan.
– El ritmo incansable de un niño es salud para los mayores en el sentido que le obliga a hacer más ejercicio y estar en forma mientras que los peques se divierten con ellos y se sienten protegidos al mismo tiempo.
– Los “tatos” pueden ser los compañeros perfectos de estudios porque son muy pacientes y hacen las lecciones más amenas por su sabiduría y experiencia. De esta forma los abuelos ejercitan su mente al recordar conocimientos que ya tenían olvidados evitando problemas de demencia.

Con respecto al segundo apartado de crecer juntos:
– Nuestros mayores se sienten útiles, más vitales, ocupan su tiempo evitando de esta forma la soledad. La alegría de un niño le ayuda a olvidar problemas y a reducir la ansiedad y depresión.
– Están ambos mejor alimentados al compartir las comidas, animándose a adoptar hábitos alimenticios más saludables para darles ejemplo a sus nietos acostumbrándolos a comer de todo.

Los abuelos desempeñan un papel cada vez más importante en los hogares españoles. El trabajo de ambos progenitores les obliga a convertirse en los “canguros prefectos” durante buena parte del día.
También debo mencionar la parte negativa, no todo son ventajas y beneficios. Hay muchos hijos que abusan de sus padres apareciendo el síndrome de los “abuelos esclavos” se sienten sujetos, estresados, con mucha responsabilidad. Tienen que levantarse temprano, pasaron toda su vida trabajando y ahora que llega el momento de disfrutar se encuentran que no pueden.  Esto les puede provocar dolencias, agotamiento excesivo tanto físico como emocional siendo perjudicial para nuestros mayores. Muchas veces buscan ellos estas responsabilidades pensando que tienen la misma vitalidad que cuando eran jóvenes y por no quedar mal con sus hijos.

Todo se debe hacer en su justa medida y posibilidades. En numerosas ocasiones surgen conflictos entre padres y abuelos por la educación de los peques, tienden a malcriarlos y consentirles todo. Para evitar eso existen unas reglas que pueden hacer más fácil el reparto de tareas, dejando claros los métodos educativos y ser conscientes de que sus roles pueden ser complementarios y compatibles respetando siempre las decisiones de cómo los padres quieren educar a sus propios hijos.

Silvia (Farmacéutica y Tecnóloga dos Alimentos)

A %d blogueros les gusta esto: