“Desde mi Desván”

¡Va tú pa lla ¡ ¡chipi po la vera! ¡ aguántala! ¡arrimatela en orden!…
Es la voz de mi cabrero, luego cuando tenga todo el rebaño situado en la dehesa, vendrá a mi encuentro, nuestra autonomía de disfrute no sobrepasará las dos horas, que es cuando el ganado siente la necesidad de desplazarse.
Mi cabrero y yo, amén de “otras cosas”, hablaremos de todo y de nada.
Le comento que: en el Vaticano aparecieron unas ovejas negras… el mercado de valores… el paro…los políticos…
¡¡¡ deja eso pa lla !!! , comienza a quitarme la blusa.
– pero tu no sabes que: el AVE, el Ibex, el problema de Siria…
¡¡¡ deja eso pa los tontos!!!, me quita la falda
– es que Philip Roth… tienes que comprarte un smartphone…
¡¡¡ to pa ellos !!!, ya no tiene nada más para quitarme.
Solo siento sus besos, percibo la mirada de una cabra, le digo: ¡oye, si!, es por ti.
No se lo cuentes a nadie.

Gaviota

Un comentario en ““Desde mi Desván”

  • el 10/07/2012 a las 9:00 pm
    Permalink

    Estupendo tu cabrero. Para qué perder el tiempo con “enredantes” y demás castas cuando, lo que de verdad importa, es un buen encuentro afectivo. Me fascina la dentadura de esta oveja que poneis en las fotos. Tal vez porque a mí me faltan dos dientes que no tengo ni ganas ni dinero para arreglar e instalar unos tan sanotes como los de esta oveja. Por cierto, me gusta tu cabrero. Un beso. Alex

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: