D a m e

siluetaDame de tus labios la ambrosía,
Ese néctar alimento de los dioses
Dame la luz de tus ojos que me guía,
En la triste oscuridad que hay en mis noches

Dame la caricia de tus manos que al tocarme,
Encendían en mí alma todas las hogueras
Dame la dulzura de tu voz que al hablarme,
Liberaba el sufrimiento de mis penas

Dame el perfume de tu cuerpo sinuoso
Que en las noches de amor me embriagaba
Y la seda de tu pelo siempre hermoso

Cuando todo me lo hayas dado,
Caminarás conmigo para siempre,
De tu aroma iré eternamente perfumado

Ceneme-20-08-09

A %d blogueros les gusta esto: